Estrabismo

Qué es, cuáles son los síntomas y cómo se trata el estrabismo.


¿Qué es el estrabismo?

Es un trastorno en el cual los dos ojos no se alinean en la misma dirección y, por lo tanto, no miran a un objeto al mismo tiempo.

Seis músculos diferentes circundan los ojos y funcionan para que ambos ojos se puedan enfocar en el mismo objeto. Cuando una persona tiene estrabismo, estos músculos no trabajan juntos. Como resultado, un ojo mira a un objeto, mientras el otro ojo se desvía en una dirección diferente. Cuando esto sucede, se envían dos imágenes diferentes al cerebro: una desde cada ojo. Esto confunde al cerebro.

En los niños, el cerebro suele ignorar la imagen proveniente del ojo más débil. Por eso, si el estrabismo no se trata, el ojo que el cerebro ignora nunca verá bien. Esta pérdida de la visión se denomina ambliopía y también recibe el nombre de "ojo perezoso".

¿Cuáles son los síntomas?

  • Estrabismo (ojos bizcos).
  • Visión doble.
  • Ojos que no se alinean en la misma dirección.
  • Movimientos oculares descoordinados (los ojos no se mueven juntos).
  • Pérdida de la visión o de la percepción de profundidad.

¿Cuál es el tratamiento?

Generalmente, en los niños la ambliopía u ojo perezoso se debe tratar primero. Para ello, se coloca un parche sobre el ojo “bueno”, lo cual genera que el ojo débil tenga que trabajar intensamente. También se suele prescribir anteojos.

Si los ojos aún no se mueven correctamente, se puede necesitar cirugía de los músculos oculares. Con la intervención quirúrgica se fortalecerán o se debilitarán diferentes músculos en el ojo.

A los adultos con estrabismo leve que aparece y desaparece se les puede indicar anteojos y ejercicios de los músculos oculares para ayudarles a mantener los ojos derechos. También, las formas más graves del estrabismo en adultos necesitarán cirugía para enderezar los ojos.