Encefalitis de San Luis

Qué es, cuáles son los síntomas, cómo se transmite, se trata y se previene la encefalitis de San Luis.


¿Qué es?

Es una enfermedad viral transmitida por mosquitos infectados, sobre todo por el mosquito común, del género Culex. Estos mosquitos tienen hábitos domiciliarios y suelen aparecer durante la noche y producir zumbido.
La enfermedad se presenta principalmente en Estados Unidos, Canadá, México, Centro y Sur América. En nuestro país se han presentado brotes de esta enfermedad en Córdoba, Buenos Aires, Santa Fe, Entre Ríos y Chaco

¿Cuáles son los síntomas?

A partir de la picadura de un mosquito infectado comienza el periodo de incubación, que puede durar entre 4 a 21 días, luego del cual menos del 1% de las personas infectadas desarrollan los síntomas de la enfermedad.
Esta enfermedad afecta principalmente a personas mayores, los individuos mayores de 60 años son los que tienen la mayor frecuencia de encefalitis.
Algunas personas desarrollaran síntomas leves como un cuadro gripal con fiebre, acompañado de dolor de cabeza y náuseas; otras pueden desarrollar formas graves con signos de infección en el sistema nervioso central tales como cuello rígido, desorientación, confusión, temblores, coma y en algunos casos la muerte.

¿Cómo se transmite?

Los mosquitos adquieren el virus al alimentarse de la sangre de animales infectados con el virus, principalmente aves, y luego lo transmiten al picar a una persona.
La infección no se transmite de persona a persona.

¿Cómo se trata?

El tratamiento es para tratar los síntomas. Muchas veces los pacientes necesitan ser hospitalizados. Los pacientes no requieren aislamiento.

¿Cómo se puede prevenir?

No existe vacuna para prevenir la enfermedad. Las medidas de prevención incluyen las medidas para evitar el desarrollo de los mosquitos y aquellas para evitar el contacto con los mismos, usando medidas de protección personal como el uso de repelente y ropa de mangas largas y pantalones largos.

¿Qué se puede hacer para reducir la exposición a los mosquitos?

Estos mosquitos ponen sus huevos en el agua estancada o de movimiento lento (tal como arroyos o pequeños cursos de agua) y la maleza, los pastos altos y los arbustos les sirven de refugio exterior.
Para evitar el contacto y la proliferación de mosquitos en la casa:

  • Colocar mallas protectoras o mosquiteros en las puertas y ventanas. Reparar o reemplazar las que tengan rasgaduras o agujeros.
  • Eliminar todos los recipientes que puedan acumular agua que no tengan utilidad o bien colocarlos boca abajo. Si se utilizan para almacenar agua, mantenerlos tapados.
  • Limpiar las canaletas frecuentemente (especialmente en primavera y otoño) para evitar que se tapen y acumulen agua.
  • Limpiar las piscinas exteriores con cloro, si no están en uso, vaciarlas y mantenerlas cubiertas.
  • Cambiar el agua de los bebederos de animales cada tres o cuatro días.