Colonoscopía

Qué es, para qué sirve, quiénes deben hacerse una colonoscopía y cómo es el procedimiento.


¿Qué es?

Es un examen que permite la visualización directa del intestino grueso (colon y recto) y se realiza con un equipo flexible y delgado que se introduce por el ano y que tiene una cámara en su extremo que permite obtener imágenes y videos que se transmiten a un monitor o televisor.

¿Para qué sirve?

La colonoscopia posibilita la prevención del cáncer de colon y recto porque permite encontrar y sacar los pólipos adenomatosos. Los pólipos o adenomas son crecimientos anormales de las células en la pared interna del intestino que crecen lentamente y pueden transformarse en un cáncer sino se detectan y sacan a tiempo.

La colonoscopia también posibilita la detección del cáncer colorrectal en etapas tempranas.

¿Quiénes deben hacerse una colonoscopía?

  • Las personas que presenten síntomas (como sangrado o cambios en la forma habitual de evacuar el intestino, dolores abdominales o rectales frecuentes, anemia o pérdida de peso).

  • Las personas con colitis ulcerosa o enfermedad de Crohn (sin importar su edad).

  • Los familiares cercanos -padres, hermanos o hijos- de una persona que ha tenido cáncer de colon y recto o pólipos adenomatosos (sin importar la edad)

  • Las personas que han tenido pólipos adenomatosos o cáncer colorrectal.

  • Mujeres y varones mayores de 50 años con un resultado positivo en el test de sangre oculta en materia fecal.

Es necesario realizar una entrevista médica previa al procedimiento en la que se recabarán los antecedentes familiares y personales y la medicación habitual, con el objetivo de identificar riesgos y resolver los interrogantes e inquietudes.

¿Cómo es el procedimiento?

Lo hacen profesionales especializados y se realiza con sedación, por lo cual la persona no experimenta dolor alguno.

El médico introducirá el colonoscopio y procederá a mirar el intestino. De ser necesario extraerá muestras de tejidos o pólipos.

La colonoscopia toma entre 20 y 30 minutos, aunque el paciente debe considerar que todo el proceso dura de 2 a 3 horas entre la espera, la realización y la recuperación de la sedación. Una vez recuperado de la sedación, el paciente puede volver a su casa.

Si bien la recuperación es rápida, es imprescindible concurrir acompañado y no es posible manejar ningún vehículo en las horas posteriores a la realización de la colonoscopia.

También es importante retirar el resultado y consultar con su médico las acciones a seguir.

Recomendaciones para antes del estudio

La preparación colónica consiste en remover el contenido intestinal para poder revisar la pared interna del intestino. Para que el procedimiento sea preciso y completo el colon debe estar completamente limpio.

El médico le indicará una dieta, le brindará las instrucciones necesarias para tomar el laxante correspondiente, el tiempo de ayuno necesario previo al estudio y la rutina de higiene que debe seguir.

Más información Instituto Nacional del Cáncer