Cáncer pediátrico

Qué es, cuáles son los síntomas, cómo se transmite, se trata y se previene el c áncer pediátrico.


¿Qué es?

El cáncer es un conjunto de enfermedades con una incidencia muy baja en los niños.

El cáncer en pediatría es curable. Gracias al diagnóstico temprano, el tratamiento adecuado y el cuidado integral del paciente, la posibilidad de sobrevida puede llegar hasta más del 60 por ciento en Argentina.

El cáncer infantil posee características propias definidas, cada una con un nombre, un tratamiento y un pronóstico muy específico.

El tipo de cáncer más frecuente en niños en la Argentina es la leucemia.

Otros cánceres que afectan a los niños son: tumores del sistema nervioso central, linfoma y sarcoma del tejido blando, entre otros.

¿Cuáles son los síntomas?

Dependen del tipo de cáncer del cual se trate.

Algunos síntomas son:

  • Anemia, púrpura y fiebre
  • Dolores de cabeza acompañados de vómitos, generalmente por la mañana.
  • Hinchazones que no desaparecen, sobre todo en el cuello, las axilas, la ingle y el abdomen.
  • Prurito y sudoración nocturna.
  • Dolor óseo localizado.
  • Ojo saltón, mancha blanca en la pupila y estrabismo.
  • Moretones o hematomas que aparecen sin que haya habido golpes previos.
  • Infecciones frecuentes: baja inmunidad a las enfermedades.

¿Cuál es el tratamiento?

Dependerá del tipo de cáncer y de lo avanzado que esté. Puede incluir: quimioterapia, radioterapia, cirugía y trasplante de médula ósea.

¿Se puede prevenir?

Si bien no siempre es posible conocer las causas del cáncer, es posible reducir el riesgo de que los niños sufran cáncer en la adultez, llevando un estilo de vida saludable:

  • Una buena alimentación y ejercicio.
  • Tomar las precauciones necesarias a la hora de tomar sol.
  • Vacunar a las niñas y los niños contra el VPH.
  • Informar a los niños y adolescentes sobre los riesgos de fumar y consumir alcohol

Más información en Instituto Nacional del Cáncer.