Asfixia

Qué es, cuáles son los síntomas y qué hacer en caso de asfixia.


¿Qué es?

La asfixia se produce cuando quedan atrapados en la garganta alimentos u objetos pequeños de tal manera que obstruyen las vías respiratorias. También puede producirse por la inhalación de humo o gases tóxicos.

La asfixia impide que el oxígeno llegue a los pulmones y desde allí al resto de los órganos. Si el cerebro permanece sin oxígeno durante más de cuatro minutos, puede ocurrir algún daño cerebral o la muerte.

¿Cómo está la persona?

El signo universal de sufrimiento en caso de asfixia es agarrarse la garganta con la mano.
Otros signos comunes son:

  • Piel morada
  • Dificultad para respirar
  • Incapacidad para hablar
  • Pérdida del conocimiento si la obstrucción no se alivia
  • Respiración ruidosa o sonidos muy agudos al inhalar
  • Tos débil e improductiva

¿Qué hacer?

Si la persona está tosiendo con fuerza y puede hablar, NO aplique primeros auxilios ya que una tos fuerte puede desalojar el objeto.

En cambio, si la persona no puede respirar a causa de un bloqueo de las vías respiratorias con un trozo de alimento u otro objeto, se debe aplicar la Maniobra de Heimlich:

  1. Párese detrás de la persona y rodéela con los brazos por la cintura.
  2. Forme un puño con una mano y coloque el puño por el lado del pulgar justo encima del ombligo de la persona, bien por debajo del esternón.
  3. Agarre el puño con la otra mano.
  4. Realice compresiones rápidas hacia arriba y hacia adentro con el puño.
  5. Continúe con dichas compresiones hasta que el objeto salga o la víctima pierda el conocimiento. Es posible que se deba repetir el procedimiento varias veces antes de lograr desalojar el objeto.
  6. Si la persona pierde el conocimiento, bájela al suelo, llame al número de emergencias y comience a realizar reanimación cardiopulmonar (RCP).
    Esta técnica de emergencia se puede utilizar de manera segura tanto en niños mayores de 1 años como en adultos.

En personas embarazadas o con problemas de sobrepeso:

  • Rodee a la persona con los brazos por el PECHO.
  • Coloque el puño en la MITAD del esternón entre los senos.
  • Realice compresiones firmes hacia atrás.

Después de extraer el objeto que causó la asfixia, mantenga a la persona inmóvil y consiga ayuda médica.

En caso de asfixia por humo o inhalación tóxica:

  1. Llame al número de emergencias.
  2. Sitúe a la víctima en un lugar alejado del peligro, donde pueda respirar aire fresco.
  3. Si la persona presenta coloración morada en los labios, orejas y uñas, debe practicarle respiración boca a boca.
  4. Si permanece inconsciente o ha respirado sustancias tóxicas, trasládelo de manera urgente al centro de salud u hospital más cercano.

Más información en Dirección de Emergencias Sanitarias
Primeros Auxilios