Alcohol - Consumo perjudicial

Qué es, cuáles son los síntomas, cómo y se trata el consumo perjudicial de alcohol.


¿Qúe es una bebida alcohólica?

Las bebidas alcohólicas son sustancias psicoactivas que tienen la propiedad de generar cambios en nuestro organismo tales como modificar el ánimo, la memoria, el pensamiento, las sensaciones y la voluntad.

¿Cuáles son las consecuencias del consumo excesivo de alcohol?

El consumo excesivo de alcohol tiene consecuencias negativas:

  • Deteriora la calidad de vida con trastornos de conducta en lo cotidiano (el trabajo, estudio, el ambiente familiar y de pareja).
  • Genera episodios de agresividad (hacia sí o terceros) o depresión.
  • Provoca accidentes (viales, con máquinas, caseros).
  • Aumenta el riesgo de contagio de infecciones de transmisión sexual y embarazos no deseados.
  • Provoca enfermedades como la cirrosis hepática, e incrementa el riesgo de padecer cáncer de lengua, boca, esófago, mama y colon, además de provocar daño cerebral, hipertensión arterial, afecciones cardíacas, gastritis y frecuentes trastornos de la memoria.

¿Cómo actúa el alcohol en el organismo?

Una vez ingerida la bebida, el alcohol es absorbido rápidamente en el aparato digestivo, especialmente en los primeros tramos del intestino. Si en el mismo hay alimentos, la absorción será más lenta. Por eso se aconseja comer algo si se va a tomar alcohol.

¿Cuáles son los factores de riesgo que pueden llevar a un consumo excesivo?

Algunas situaciones pueden favorecer un consumo excesivo de alcohol. Es importante estar atento si se da alguna de estas situaciones:

  • situación familiar en crisis.
  • rendimiento escolar y/o laboral deficiente.
  • dificultades en el uso del tiempo libre.
  • trastornos del comportamiento alimentario.
  • depresión.
  • ausencia de expectativas.
  • ausencia de responsabilidades.
  • dificultad para la comunicación y relación con otros.
  • actitudes consumistas.

Algunos consejos:

  • No conducir vehículos si se ha tomado alcohol.
  • No consumir alcohol durante el embarazo.
  • Si se toma alcohol, beberlo lentamente.
  • Alternar una copa de alcohol con otra sin alcohol.
  • Comer antes y durante la ingesta de alcohol.
  • No mezclar el consumo de alcohol con otras bebidas alcohólicas o con otras drogas.

¿Dónde pedir ayuda?

Ante preguntas, dudas o problemas frente al consumo de alcohol no dejes de acercarte, o acompañar a otros, a los Servicios Asistenciales Públicos distribuidos en todo el país.
Podrás encontrar el más cercano a tu domicilio consultando la Cartilla Nacional de Servicios Asistenciales Públicos frente al Consumo de Alcohol y otras Sustancias Psicoactivas.

Todos y todas tenemos derecho a:

  • Recibir asistencia integral y personalizada en los Centros de Salud de la comunidad (Centro de Atención Primaria de la Salud (CAPS); Centros Integradores Comunitarios (CIC); hospitales generales y otros dispositivos sanitarios).
  • Ser atendido sin discriminación y con el máximo respeto.
  • Que se mantenga la confidencialidad de toda información relacionada con la consulta y estar de acuerdo con el tratamiento (Consentimiento Informado).
  • Recibir información veraz y comprensible sobre la consulta y las alternativas terapéuticas.

Más información Dirección Nacional de Salud Mental y Adicciones