Fases


La Estrategia de Salud Digital define una serie de actividades que guiadas por las prioridades propuestas, implementan acciones que cumplen pasos fundamentales en la construcción de la infraestructura necesaria para contar con sistemas de información en salud interoperables en la Argentina.

Fase 1: Consenso, Infraestructura y Proyectos Escalables

Esta fase se realiza en 2018 y 2019, consiste en definir los fundamentos técnicos, regulatorios y políticos de la estrategia, con participación de la comunidad de expertos y las jurisdicciones.

Las actividades que se realizarán en esta fase incluyen:

  • Fortalecimiento de las capacidades: se fomentará la formación de recurso humano especializado en sistemas de información en salud, mediante cursos on-line, becas y la propuesta de currículas en universidades y residencias de todo el país.

  • Definición de estándares: se definen y documentan los estándares de terminología, comunicación, conjuntos básicos de datos mínimos, etc. Construyendo sobre los estándares utilizados en proyectos públicos y privados en la actualidad, y sobre iniciativas de armonización en Salud Digital regionales y globales.

  • Implementación de la infraestructura central, a nivel nacional: la arquitectura de interoperabilidad propuesta requiere un rol central del Ministerio de Salud facilitando la comunicación entre las jurisdicciones y entre los subsistemas de salud. Esto requiere la implementación de un Bus de Interoperabilidad que articula los contenidos y la comunicación de los registros médicos en el país, con las siguientes funciones:

    • Identificación federada de pacientes: conecta los identificadores jurisdiccionales o institucionales con un identificador nacional de pacientes, permitiendo unificar la información médica de un ciudadano a lo largo de todo el país, y validando datos como la cobertura de salud.

    • Registros Federales de Referencia: uniforma la denominación de componentes básicos de los registros médicos, como:

      • Establecimientos de salud (REFES)
      • Profesionales de la salud (REFEPS)
      • Especialidades
      • Farmacias
      • Medicamentos
      • Prestaciones facturables
    • Comunicación de documentos clínicos: el Bus de Interoperabilidad brinda funciones para la indexación y localización de documentos clínicos en una arquitectura nacional de repositorios clínicos distribuidos, a cargo de cada una de las instituciones que genera el dato.

    • Infraestructura de prescripción electrónica: da soporte a la implementación de la prescripción y dispensación de medicamentos en forma distribuida.

  • Definición de requisitos funcionales para aplicaciones clínicas: describiendo funciones deseables y buenas prácticas en Historias Clínicas Electrónicas y otras aplicaciones que administran información en salud, destinadas a los profesionales y al paciente.

  • Marco legal y regulatorio: la incorporación de nuevas tecnologías al proceso de atención y documentación de la salud requiere la interpretación, revisión y adaptación de leyes y reglamentos existentes. Un equipo interdisciplinario implementa un proceso de revisión abierto, con participación de la comunidad de expertos para establecer guías y proponer las actualizaciones necesarias.

  • Plan Nacional de Conectividad: la conectividad es un requisito fundamental para las estrategias de salud digital, y todavía es un desafío en nuestro país. En el contexto del plan se realiza un diagnóstico de conectividad en todos los centros de atención de la salud públicos a lo largo del país y se planifican actividades de conectividad en colaboración con otras dependencias de gobierno.

  • Plan Nacional de Telesalud: la Telesalud, sincrónica y asincrónica, juega un rol fundamental en la integración y fortalecimiento de redes sanitarias, y en el mejoramiento del acceso a la salud pública. El plan trabaja en los aspectos regulatorios, económicos, sanitarios y técnicos de la Telesalud en la Argentina.

  • Proyectos Provinciales Escalables - PPEs: en cada jurisdicción se seleccionan escenarios limitados para implementar un proceso que implemente la transformación de los procesos y recursos humanos, sanitarios y tecnológicos. Estos escenarios limitados permiten probar las herramientas tecnológicas y los procesos de implementación, para luego pasar a una fase de extensión con métodos y recursos validados.

  • Apoyo a las iniciativas de Obras Sociales y Privados: el Ministerio de Salud apoyará las iniciativas de Salud Digital en los subsistemas de Obras Sociales y privados, permitiendo el acceso a estándares internacionales sin costo, guías de implementación, seminarios, etc. Se planificará la incorporación de estas iniciativas en Bus de Interoperabilidad Nacional, asegurando la integración de los datos clínicos del paciente entre todos los subsistemas.

Fase 2: Extensión y maduración

La segunda fase de la estrategia, a implementarse entre 2020 y 2023, se focaliza en la extensión de la cobertura de las herramientas de Salud Digital y la profundización de las funciones de los Sistemas de Información.

  • Extensión de los proyectos provinciales: capitalizando las experiencias de los Proyectos Provinciales Escalables se definen las estrategias para la extensión de las implementaciones de Salud Digital a todos los establecimientos de salud de la provincia.

  • Extensión de las implementaciones de Obras Sociales y Privados: continúa el apoyo a estos proyectos, se planifican incentivos y exigencias regulatorias.

  • Maduración y actualización de estándares: la evolución natural de los estándares internacionales exige la actualización periódica de los mismos, así como la actualización de guías de implementación y las funciones del Bus de Interoperabilidad.

  • Profundización de las funciones de las herramientas de Salud Digital: la maduración de los proyectos y el progreso de la evidencia científica marca las direcciones y prioridades para la profundización de las implementaciones, adoptando nuevas funciones como portales de paciente, sistemas de soporte a la toma de decisiones, sistemas de gestión poblacional, etc.