Los controles después del parto


El puerperio es un período en el que se producen en tu cuerpo transformaciones que lo hacen regresar, de a poco, al estado anterior al embarazo.

Es normal que tengas pérdidas, que disminuyen su cantidad progresivamente.

En esta etapa también es importante que te cuides y realices los controles médicos necesarios.

Después de un parto, tanto “normal” como por cesárea, es imprescindible que te controles, al menos dos veces: a los 7-10 días, y a los 21 días del nacimiento, en lo posible con el mismo profesional que te controló el embarazo.

Seguí llevando el Carné Perinatal (o Libreta Sanitaria, Resumen de Historia Clínica, o similar).


Primer control
Segundo control


La foto se utiliza bajo licencia CC BY-SA 2.0.