Medidas implementadas por el Ministerio de Educación frente al COVID-19


En función de lo establecido por las autoridades sanitarias nacionales, el Ministerio de Educación de la Nación dispuso suspender las clases presenciales desde el pasado 16 de marzo y puso en marcha, a través de la Resolución 106-20, el programa Seguimos educando para que las niñas, niños y adolescentes de la Argentina puedan continuar los estudios desde sus hogares.

Con la premisa de que la escuela es irremplazable al igual que el rol de las y los docentes en la construcción de conocimiento, se generaron diversos canales y herramientas para transitar la suspensión de clases presenciales y generar un acompañamiento que no profundice las desigualdades y que mantenga los vínculos entre maestras, maestros y estudiantes.

En ese contexto, el Ministerio de Educación lanzó el portal digital SeguimosEducando.com, un instrumento educativo, con material pedagógico digital, contenidos de producción propia y cedidos por las principales editoriales, para dar respuesta a las necesidades de la comunidad educativa, alumnos y familias. En acuerdo con el Ente Nacional de Comunicaciones (ENACOM), coordinó la gratuidad de la navegación en la plataforma educativa desde todos los teléfonos móviles -sean prepagos o mediante abono- con todas las prestadoras.

El Programa también incluye la producción y emisión de la programación audiovisual estructurada en base a los núcleos de aprendizaje prioritarios (NAPs) a través de las señales dependientes de la órbita de la Secretaría de Medios y Comunicación Pública: Televisión Pública Argentina y sus repetidoras, Encuentro, Paka Paka, DeporTV, Radio Nacional y Cont.ar. Por otro lado, asegura también la producción y distribución de material impreso para las comunidades educativas sin acceso a internet, priorizando a aquellas en situación de aislamiento, ruralidad y contextos de alta vulnerabilidad social.

Seguimos educando también distribuyó 7 millones de cuadernos impresos en todo el país. Los mismos ofrecen actividades acordes con los diferentes niveles de la escolaridad obligatoria -cuatro para nivel primario y dos para secundario- a los que se suman uno que comprende la edad de 0 a 3 años, y otro orientado para el uso en familia titulado Recreo.

En materia de educación superior, las videoconferencias que viene manteniendo el Ministro de Educación nacional con los rectores de las distintas universidades del país, permiten ir avanzando en la virtualidad y reorganizar los calendarios, teniendo en cuenta que los jóvenes que terminan quinto o sexto año según la jurisdicción, año van a necesitar reforzar saberes.

Del mismo modo, a partir del acuerdo establecido con el ENACOM, fue posible la liberación del uso de datos en los sitios web de las universidades. Las compañías de telefonía celular han habilitado diversos dominios para su gratis navegación para que los estudiantes universitarios accedan a las plataformas educativas y aulas virtuales que utilizan las casas de estudio.

Por otra parte, el Ministerio de Educación de la Nación, en conjunto con las Cámaras que agrupan a los colegios privados y los estados de las 24 jurisdicciones, emitió un documento con recomendaciones para las instituciones educativas de gestión privada en el marco de la emergencia por el COVID-19. Dicho documento tiene como objetivo garantizar el efectivo derecho a la educación de la población en momentos en que la economía familiar y los servicios privados se ven afectados por la pandemia. Coincidiendo en los principios de solidaridad, compromiso, responsabilidad y esfuerzo compartido, se alcanzaron una serie de nueve acuerdos que puede conocerlos en el siguiente link: https://www.argentina.gob.ar/noticias/el-ministerio-de-educacion-de-la-nacion-dispone-recomendaciones-para-los-colegios-privados.