¿Qué es la Industria 4.0?







Es una nueva manera de producir que es automática, independiente y controlable desde cualquier lugar. Se logra con la incorporación de tecnologías 4.0 que conectan el mundo físico con el virtual a través de sensores e Internet.Así, las empresas pueden acceder a grandes cantidades de datos en tiempo real y tomar mejores decisiones en todo el proceso productivo: desde el diseño y la fabricación hasta la distribución y comercialización de productos y servicios.

¿Qué cambia en una empresa cuando es 4.0?
  • Tiene sus máquinas, dispositivos y personal conectados y comunicados entre sí.
  • Usa sensores para recolectar datos del mundo físico y almacenarlos virtualmente.
  • Se automatizan tareas operativas y riesgosas así como también decisiones y respuestas sencillas.

Lo que permitió estos cambios en la industria fue la reducción de los costos de la sensorización, el almacenamiento de datos y la conectividad en los procesos. Es tanto el impacto que generan que se habla de una cuarta revolución industrial.

¿Qué beneficios tiene la industria 4.0 para mi empresa?


Producción más flexible

Se puede planificar e intervenir en cada uno de los eslabones de la cadena de valor de un producto sin alterar los otros.

Mayor eficiencia

Permite producir en módulos que se ensamblan en menor tiempo.

Optimización de la logística

Los algoritmos pueden calcular rutas de entrega ideales para evitar aglomeraciones, interrupciones y retrasos y mejorar el flujo de mercancías.

Productos personalizados

Los productos inteligentes permiten el envío de datos de uso en tiempo real al fabricante para que mejore la experiencia del cliente y cree nuevos productos y servicios en base a esa información.

Análisis predictivos

El uso de datos es la base para nuevos servicios que predicen el desgaste de un producto o elemento de un sistema.

Las cuatro revoluciones industriales

¿Cómo llegamos hasta acá? Desde el trabajo manual hasta la conectividad y el análisis de datos para optimizar los procesos productivos.


Mecanización


A fines del siglo XVIII, la producción mecanizada comenzó a reemplazar el trabajo manual. La máquina de vapor y los telares mecánicos aumentaron significativamente la capacidad de producción.


Masificación


A mediados del siglo XIX, la electricidad, la cadena de montaje del fordismo y la división del trabajo permitieron la producción en masa estandarizada.


Digitalización


A partir de 1960, la producción analógica comenzó a digitalizarse con la introducción de computadoras y sistemas electrónicos.


Integración

En la actualidad, las tecnologías se fusionan con los sistemas y máquinas industriales y permiten el control y la automatización de cada etapa de la producción en tiempo real.

¿Cómo hago para que mi industria sea 4.0?

Podés empezar a incorporar soluciones o tecnologías de a poco, integrándolas con las existentes en tu empresa. No es necesario tenerlas todas, sino las que sean útiles y funcionales a las necesidades de tu empresa.


Seleccioná las soluciones que te interesen para ver su descripción: