Sistema Nacional de Arbitraje de Consumo


Por reclamos comunicate vía mail

snacreclamos@produccion.gob.ar

¿Qué es el Arbitraje de Consumo?

Es un procedimiento alternativo de resolución de conflictos voluntario y gratuito, con plazos de gestión abreviados. Puede ser solicitado exclusivamente por los consumidores.

En caso de que sea aceptada la competencia arbitral por parte de la empresa, se fijará audiencia a fin de que las partes arriben a un acuerdo. De no ser posible el Tribunal Arbitral emitirá un laudo, obligatorio para las partes y sobre el cual que solo pueden interponerse los recursos de nulidad y aclaratoria.

Requisitos

1. Formulario completo en original que provee el Sistema Nacional de Arbitraje de Consumo (SNAC).
Descargar formulario.

2.- Documento que acredite el vínculo de consumo (factura, recibo, presupuesto, solicitud de servicio, etc.) con la empresa reclamada. Original para exhibir y una copia simple.

3.- Toda otra documentación que acredite los dichos y hechos denunciados (reclamos anteriores efectuados ante la empresa, promociones, folletos, reglamentos de uso, garantía, publicidad gráfica). Esta documentación es de carácter complementario. Original para exhibir y una copia simple.

¿Cómo se solicita un Arbitraje?

1.- Presentar personalmente la documentación en original y copia en el Sistema Nacional de Arbitraje sito en Av. Julio A. Roca 651, Planta Baja, Sector 8, Ciudad Autónoma de Buenos Aires de Lunes a Viernes de 9:00 a 17:00 hs.

Se sugiere previamente contactarse telefónicamente a través de la Línea Gratuita de Orientación al Consumidor 0800-666-1518 (de lunes a viernes de 8 a 20 hs) o al Sistema Nacional de Arbitraje de Consumo (011) 4349-4172 para ser orientado acerca de su problemática.

Costo

Gratuito.

Asistencias necesarias

Debería asistir DOS veces:

1. Solicitar Arbitraje.
2. Asistir a la audiencia de Arbitraje.

Tiempo de entrega

El plazo máximo de tramitación a los fines del dictado del laudo arbitral es de 120 días hábiles.
Características del Sistema Nacional de Arbitraje de Consumo

Voluntariedad

El arbitraje tiene como pilar fundamental la autonomía de la voluntad de las partes, quienes optan por esta vía como método de solución de sus controversias.

Gratuidad

El proceso arbitral es gratuito para ambas partes desde el inicio hasta su finalización, no siendo necesario asistir con patrocinio letrado.

Simplicidad y rapidez

El proceso arbitral tiene una duración máxima de ciento veinte (120) días hábiles, prorrogables exclusivamente por acuerdo de las partes.

Confidencialidad

El proceso arbitral y su laudo correspondiente tienen carácter privado y confidencial, no pudiendo darse a publicidad salvo expreso consentimiento de las partes.

Neutralidad y equilibrio

Entre las partes El Tribunal Arbitral se conforma (en los casos que el proceso así lo requiera) con tres árbitros, uno institucional, un segundo integrante representante de las Asociaciones de Consumidores y un tercero representante de las Cámaras Empresariales, lo que garantiza y preserva el equilibrio entre las partes.

Se establecen estrictos requisitos de idoneidad y solvencia para quienes actúen como árbitros; más precisamente, deben contar como mínimo con título profesional y una experiencia de 5 años en el ejercicio de la profesión.

Carácter vinculante y ejecutivo

El laudo emitido por el Tribunal Arbitral tiene carácter de cosa juzgada, en caso de incumplimiento del mismo por una de las partes, la contraria puede solicitar su ejecución por vía judicial. Las partes conservan como único medio de impugnación la acción de nulidad o el recurso de nulidad en los supuestos de arbitraje de derecho.


Descargas

Empresas Adheridas SNAC (0.23 MB)

    Descargar archivo

Formulario pedido de arbitraje vía web (0.09 MB)

    Descargar archivo