Política Editorial de la Revista de la ECAE


La calidad editorial la entendemos desde sus dos aspectos, por un lado su presentación material o formal, lo que suele llamarse calidad informativa, y por otro, la calidad de su proceso editorial, es decir, la conformación y funcionamiento de sus órganos de gestión, ya que “si los mecanismos, procedimientos y filtros de selección y evaluación, por una parte, y los de edición y publicación, por otra, son múltiples y de calidad, el producto resultante también lo será” (Delgado López-Cózar, E., Ruiz-Pérez, R., & Jiménez- Contreras, E.).

La calidad académica buscamos garantizarla a través de los sistemas de referato y la amplitud y generalidad de la convocatoria a enviar trabajos para su publicación. Respecto de esto último, las convocatorias a presentar trabajos para su publicación en la Revista de la Escuela del Cuerpo de Abogados/as del Estado se efectuarán tanto a través de las dos páginas web de la Procuración del Tesoro de la Nación. Esto garantizará una comunicación efectiva con la comunidad académica de nuestro ámbito local, regional e internacional.

En cuanto a la calidad de su proceso editorial, el otro aspecto a considerar de la calidad editorial, la revisión por pares, de preferencia en la modalidad doble ciego, es fundamental. Una revista no puede considerarse científica si no realiza un estricto arbitraje del material que publica que asegure la calidad científica de los artículos publicados. Aunque se verá más adelante, debe aclararse que el órgano de gestión de la publicación no debe realizarlo, limitándose solo a la preselección de los trabajos que pondrá en consideración de los evaluadores y a la decisión final sobre la publicación o no del trabajo en la revista.

Otros aspectos a considerar son la procedencia institucional tanto de los miembros del comité editorial como de los autores que deberán ser en su amplia mayoría externos a la institución propietaria o responsable de la revista, minuciosidad en la redacción de las citas bibliográficas, las que deberán aparecer reunidas en un apartado especial de los artículos y no únicamente como notas a pie de página y, aunque puedan implicar un costo extra, deben cuidarse las necesarias versiones en otros idiomas de títulos, resúmenes y palabras clave.

En cuanto a la calidad del contenido científico, nos estamos refiriendo a la valoración que los pares científicos realizan sobre la contribución que esa revista realiza al campo disciplinar en materia de originalidad, novedad, actualidad, interés, calidad y rigor metodológico y relevancia, aspectos que los árbitros deben considerar al revisar los artículos. Hay diversas instancias en que esta calidad científica es analizada, la fundamental es la realizada por los evaluadores cuando desde el Comité Editorial de la revista les remiten un trabajo para su consideración. Otras instancias, externas a la gestión de la publicación, son las que realizan algunas bases de datos y organismos nacionales de evaluación. En la Argentina el CONICET por la res. 1640/2005 dispuso la conformación de un Núcleo Básico de Revistas Científicas Argentinas, y los editores que lo deseen pueden solicitar que sus revistas sean consideradas para integrar ese Núcleo de revistas argentinas de excelencia, siguiendo las pautas de su convocatoria permanente.

  1. Criterios de evaluación de los artículos
    Se valorarán los siguientes aspectos de cada contribución evaluada, y de dicha valoración se desprenderá el concepto final del artículo. Rogamos a los autores tener en cuenta esta información a la hora de preparar sus escritos para ponerlos en consideración de los evaluadores. Título del trabajo que resuma en forma clara la idea principal de la investigación; Adherencia completa a las normas de publicación de APA señaladas; Delimitación, interés y alcance del problema de investigación; Literatura científica pertinente discutida completa y adecuadamente; Metodología adecuada para la investigación, explicitada al interior del escrito; Respaldo teórico de la discusión y los resultados; Forma general (ortografía, sintaxis). A fin de mantener las condiciones del referato anónimo, en los escritos no deberá figurar el nombre del autor o autores, los cuales deberán ser incluidos en un archivo aparte junto con el título del trabajo. Asimismo, el/los autor/es deberán realizar todos los esfuerzos para que los trabajos no incluyan elementos que permitan su identificación. Con cada documento debe incluirse, en dicho archivo aparte, la información completa de los autores: nombres (como desea que aparezcan en el artículo), filiaciones institucionales, dirección postal de correspondencia, e-mail y teléfonos de contacto. Derechos de publicación: Si un trabajo es aceptado para su publicación, los derechos de impresión y de reproducción por cualquier forma y medio son del editor, aunque se atenderá a cualquier petición razonable por parte del autor para obtener el permiso de reproducción de sus contribuciones.