Política pública de incentivo a la inversión privada en áreas naturales


En áreas naturales de relevancia mundial, la Argentina invita a inversores a desarrollar proyectos de ecoturismo que serán oportunidades de transmisión de valores de conservación y cuidado del ambiente, en el que se combinarán servicios para el visitante, infraestructura sustentable y experiencias de contacto con la naturaleza.

A partir de la demanda turística mundial que encuentra en el turismo de naturaleza una nueva manera de entender la visita a un destino turístico, los proyectos que componen este programa de inversiones serán nuevos vectores de prestaciones turísticas de bajo impacto a lo largo de todo el país, y oportunidades de desarrollo y fomento de economías regionales para las comunidades anfitrionas.

Cada proyecto es una oportunidad para acompañar a la Argentina en su vocación de ofrecer productos turísticos memorables que exportan naturaleza al mundo, en plena armonía con el cuidado del ambiente.

Argentina pone a disposición del mercado de inversiones turísticas, un medio de inspiración para que, a partir de la admiración y entendimiento del entorno, el turismo nacional e internacional genere un cambio positivo en su relación con el ambiente.

Argentina. Diversidad geográfica y biológica

Un sistema de 483 áreas naturales protegidas preserva bajo distintas jurisdicciones —nacional, provincial, municipal o privada—, 35,8 millones de hectáreas de ambientes naturales de gran riqueza geográfica y biológica. Desiertos, mesetas, montañas y sierras, selvas, bosques y fértiles llanuras, glaciares, extensas costas marinas y caudalosos ríos que desbordan en lugares tan sorprendentes como las Cataratas del Iguazú, una de las 7 maravillas naturales del mundo.

La biodiversidad es un patrimonio vivo que no solamente involucra a la flora y fauna autóctona, sino que también provee de bienes y servicios de gran valor para el bienestar humano, elementos que dan soporte al desarrollo de la sociedad actual y futura.

El disfrute de la naturaleza virgen y la vida salvaje es parte de la motivación del viaje y se materializa a través de la contemplación, la observación y aprendizaje sobre la flora y la fauna o de la práctica de actividades de aventura.

La jerarquía de los atractivos naturales y culturales de la Argentina fue reconocida por UNESCO con 11 declaraciones de Patrimonio Mundial, y más de la mitad de ellas coincide con áreas naturales protegidas. Visitarlas como parte de la experiencia turística, es una invitación a descubrir una reserva de emociones y una fuente de inspiración a partir de la conservación de extraordinarias bellezas y riquezas naturales.

En este escenario, se presenta la necesidad de impulsar un desarrollo equitativo, que genere empleo e inclusión, y por este motivo, se identifican oportunidades para promover la inversión privada en oferta turística, con un manejo turístico respetuoso y sustentable, mejorando la vida de las comunidades locales a la vez que conservando los valores patrimoniales, naturales y culturales del país.

El Estado argentino encabeza una estrategia prioritaria de desarrollo dirigida a implementar un turismo sustentable, posicionando al país como un destino líder en producción de naturaleza.

Objetivos

  • Posicionar a la Argentina como destino natural.
  • Mejorar la competitividad, incrementando la llegada de turistas y el ingreso de divisas por el turismo.
  • Dinamizar las economías regionales e integrar comunidades locales.
  • Generar empleo e inclusión de mano de obra directa e indirecta en la cadena de valor.
  • Promover actividades turísticas sustentables.
  • Desarrollar nuevas áreas de inversión a través de tipologías de proyectos.
  • Fomentar experiencias exclusivas de vivencias en la naturaleza.