Participación política de las mujeres


Documento de Trabajo

La nueva ley de paridad de género en Argentina: antecedentes y desafíos
  Descargar archivo

Congreso Nacional

Durante la década del 90, específicamente desde la aprobación de la Ley 24.012 de cupo femenino en 1991, la participación de mujeres creció considerablemente. Aquella ley estableció un piso de 30% de mujeres en las listas legislativas. Sin embargo, la aplicación del cupo femenino en el Senado se retrasó hasta 2001, año en que la elección comenzó a ser directa. Luego del impulso inicial, durante la última década se han registrado oscilaciones en la participación femenina en ambas Cámaras, sin superar nunca el 45%.

En 2017 se produjo un hito en el tema al sancionarse por ley la paridad de género para las listas de cargos electivos y partidarios. De esta manera, las listas legislativas deberán tener, a partir de 2019, el 50 por ciento de candidatas mujeres de forma intercalada y secuencial.

Participación de mujeres en el Congreso Nacional, 1992-2018
Participación de mujeres en el Congreso Nacional, 2017-2019

En la actualidad la Cámara baja está conformada por 100 mujeres, las cuales representan el 38,9% del total e implica una leve disminución en comparación con la legislatura anterior (2016-2017). Por su parte, el Senado está conformado actualmente por 30 mujeres, equivalente a una participación del 41,6% del total, prácticamente igual a la composición del bienio anterior.

Legislaturas provinciales

En las cámaras bajas o legislaturas unicamerales el promedio de participación de mujeres es de un tercio (33%), justo por encima del piso del 30% en las listas que establece la mayoría de los sistemas electorales provinciales.

No obstante, ya son trece las provincias que cuentan con leyes de paridad de género en las listas de candidatos: Córdoba, Santiago del Estero, Río Negro, Buenos Aires, Salta, Neuquén, Chubut, Catamarca, Santa Cruz, Mendoza, Chaco, Misiones y CABA . Sin embargo, en la gran mayoría de los casos su aprobación es reciente. En los casos de Buenos Aires y Salta la normativa se aplicó por primera vez en las elecciones de renovación legislativa de 2017, por lo que su efecto sólo se ve actualmente sobre la mitad de la cámara. No obstante, en Buenos Aires implicó un salto de alrededor de un 10% con respecto a la composición anterior, alcanzando actualmente un 33% de mujeres en el Senado y 35% en Diputados. En cambio en Salta, a pesar del debut de la ley de paridad, la participación de mujeres se redujo alrededor de 5% en ambas cámaras, siendo la composición actual de un 13% en el Senado y 20% en Diputados. Por su parte, en Neuquén y Chubut, a pesar de haberse aprobado en 2016, su aplicación deberá esperar a las elecciones de 2019, ya que sus legislaturas no tuvieron elecciones de medio término en 2017. En Catamarca, Santa Cruz, Mendoza, Chaco, Misiones y CABA la paridad se aprobó en 2018, por lo que también se aplicará por primera vez para las elecciones de 2019.

En el siguiente mapa vemos la dispar participación de mujeres en las legislaturas provinciales.

Pero incluso en las provincias donde viene rigiendo la paridad con anterioridad, esta meta aún está lejos de ser alcanzada. Esto se debe a que, más allá de la conformación de las listas, el resto de los elementos del sistema electoral conspira contra el principio de la paridad.

Por su parte, en los Senados provinciales, la participación femenina promedio es de solo 24%, con desviaciones muy altas. En un extremo, el Senado de Catamarca está compuesto íntegramente por hombres y el de Santa Fe solo cuenta con una senadora. En el polo opuesto, el Senado de San Luis está integrado por 55.6% de mujeres. Este es el único órgano legislativo provincial con mayoría de mujeres.

Participación de mujeres en legislaturas provinciales, 2018