Programa Nacional de Infraestructura Universitaria


ETAPA 2019-2023

El Ministerio de Obras Públicas, a través de la Secretaría de Obras Públicas, lleva adelante el Programa Nacional de Infraestructura Universitaria, con la ejecución de 73 nuevas obras en 50 universidades nacionales de las 24 provincias del país.

El Programa se implementa en conjunto con la Secretaría de Políticas Universitarias del Ministerio de Educación y recibe el financiamiento internacional del Banco de Desarrollo de América Latina (CAF).

Contempla una inversión de más de $11.400 millones para obras nuevas, de refacción y ampliación de infraestructura, que beneficiarán a más de 1 millón y medio de estudiantes y generarán 13.500 puestos de trabajo, 3.500 directos y 10.000 indirectos, en las más de 50 ciudades donde se encuentran ubicadas.

El Programa Nacional de Infraestructura Universitaria tiene como objetivo principal ampliar la cobertura y mejorar el Sistema Universitario Nacional, así como también se propone incrementar el acceso a la Educación Superior; optimizar la calidad de la instrucción; fortalecer el funcionamiento y/o los servicios que prestan las instituciones; y vincular el capital humano formado en las universidades con las fuerzas productivas locales.

Entre los años 2003 y 2015 se llevaron a cabo las dos primeras fases de este Programa, con la concreción de 69 obras y una inversión de 130 millones de dólares, y además se inició la tercera etapa con la puesta en marcha de 30 proyectos y una inversión estimada de 200 millones de dólares. Estas últimas obras tuvieron muy baja ejecución durante 2016-2019, años en los cuales se devolvieron U$S 22 millones del contrato de préstamo que estaba vigente.

Para participar en el Programa, los proyectos presentados por las Universidades deben cumplir con ciertos criterios de elegibilidad, entre los que se pueden mencionar:

  • Contar con infraestructuras edilicias que actualmente tengan un grado de obsolescencia físico funcional que generen riesgo para las personas o al propio patrimonio.

  • Formar parte de un Plan Maestro de desarrollo de la Infraestructura de la Universidad (o documento similar).

  • Permitir la expansión de las infraestructuras edilicias orientando a temáticas que vinculen a la Universidad con el sistema productivo nacional, regional o local.

  • Dar cobertura a las necesidades actuales de matrícula o permitan la ampliación de la misma.

  • Optimizar el uso de la infraestructura permitiendo las innovaciones tecnológicas y la investigación para impulsar el acceso de las universidades a las redes de generación y divulgación del conocimiento.

  • Establecer un plazo de ejecución de las obras alineadas con la planificación general del Programa.

  • Cumplir con parámetros de sustentabilidad ambiental y de condiciones de accesibilidad.