Ya tiene media sanción en Santa Fe la adhesión a la Ley de riesgos del Trabajo


La Cámara de Senadores aprobó por unanimidad la adhesión de ese distrito a la Ley Complementaria N° 27.348. Resta ahora que la Cámara de Diputados también preste su apoyo a la reforma que impulsó el gobierno nacional en 2017. De este modo se sumaría al lote que compone la Ciudad de Buenos Aires, provincia de Buenos Aires, Córdoba y Mendoza. Las cinco concentran 93% de la litigiosidad del país y el 77% de la siniestralidad.

Este jueves Santa Fe dio el primer paso hacia la adhesión a la ley de riesgos de trabajo, lo cual ubicaría a la provincia en idénticas condiciones que otras 15 provincias, cuyos gobiernos respaldaron la Ley Complementaria N° 27.348. A partir de la sanción de dicha ley, se logró una reducción de la litigiosidad del 40% a nivel nacional y una baja en el valor de las alícuotas del 21%.

La decisión del Senado santafesino fue recibida con beneplácito por la Federación Gremial de Empresarios, quienes consideraron “un avance importante para la provincia”.

Los senadores acordaron un despacho conjunto de las comisiones de Legislación del Trabajo y de Asuntos Constitucionales y Legislación General. El mismo establece la creación de Comisiones Médicas de carácter permanente en todo el territorio provincial y una Comisión Médica móvil, para aquellas localidades donde no haya cobertura a fin de garantizar la atención de los trabajadores cerca de su domicilio o lugar de trabajo.

El senador por Rosario, Miguel Ángel Cappiello (PS), expuso los criterios que guiaron al Poder Ejecutivo a enviar el mensaje y explicó también los cambios que los senadores de las distintas bancadas hicieron sobre la letra del proyecto original. Sostuvo que la adhesión de Santa Fe a la norma nacional mediante una ley, impondrá más Comisiones Médicas permanentes en toda la provincia.

“Los problemas de accidentes laborales y enfermedades profesionales se van a poder resolver con mayor rapidez”, sostuvo. En el mismo sentido, el senador Alcides Calvo (PJ), subrayó que los cambios hechos a la norma brindarán más garantías a los trabajadores.

Ambos sostuvieron los argumentos con los que los funcionarios del gobierno nacional reclamaron -durante los dos últimos años- la adhesión de Santa Fe a la norma nacional. Es decir, reducir la litigiosidad y bajar los costos laborales para garantizar la continuidad del sistema y otorgar previsibilidad y certezas en la cobertura tanto para trabajadores como para empresarios.

Tras la media sanción en el Senado, el proyecto se encamina a ser tratado en la Cámara de Diputados, quien podría debatirlo y, eventualmente, aprobarlo tras el receso invernal.