Wado de Pedro y Santiago Cafiero suscribieron un convenio con Arsat para dotar de mayor conectividad a los centros de frontera de todo el país

 


El ministro del Interior, Wado de Pedro, y el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, encabezaron esta tarde en la Casa Rosada la firma de un convenio marco de cooperación y colaboración de ambas carteras con la Empresa Argentina de Soluciones Satelitales Sociedad Anónima (Arsat) para conectar los 14 centros de frontera a la Red Federal de Fibra Óptica (Refefo), y agilizar así la tarea de los organismos intervinientes en los procesos migratorios.

De la firma del convenio también participaron el secretario de Interior, José Lepere; la secretaria de Innovación Pública, Micaela Sánchez Malcolm; y el titular de Arsat, Pablo Tognetti, a través de videoconferencia.

Con una inversión estimada en 1.380 millones de pesos, la iniciativa contempla el tendido de fibra óptica hasta el límite con los países vecinos y la instalación de equipamiento del lado argentino, lo que posibilitará conectar los cruces de frontera a la red Arsat.

En el encuentro, Wado de Pedro evaluó que “los centros de frontera conectados nos permiten proteger nuestro territorio de forma más confiable”.

“Cuando confiamos más en la protección, la comunicación y el comercio con nuestros vecinos fluye mejor. Es muy importante para nosotros que la entrada y salida de los productos de los que depende nuestro trabajo y el paso de las personas que quieren visitarnos sea seguro y fluido”, añadió el titular de Interior.

Asimismo, de Pedro valoró la importancia de “lograr la sinergia entre las áreas del Estado –el Gobierno nacional, municipal y provincial–, para generar mejor atención y servicio”, al tiempo que destacó que la implementación del nuevo sistema “permitirá optimizar los servicios aduaneros, sanitarios y migratorios, promover el desarrollo de las zonas de frontera, impulsar el crecimiento de las economías regionales y seguir ampliando la Red Federal de Fibra Óptica”.

Por su parte, Cafiero manifestó que este acuerdo “forma parte de lo que el presidente presentó el año pasado en Arsat, que es el plan Conectar, caracterizado por una inversión muy fuerte en estructura de conectividad en todo el territorio nacional”.

A su turno, Sánchez Malcolm explicó que “los puntos de frontera y de traspaso de ciudadanos van a estar conectados a Internet con acceso a la información, servicios y las tramitaciones que requieran, pero además esto implica la llegada de la red federal y estatal de fibra óptica y una posible conexión con servicios internacionales del otro lado de la frontera”.

“Es un primer paso para algo muy importante que es nada más y nada menos que llevar conectividad a todos los centros de frontera”, añadió Tognetti.

El Ministerio del Interior, a través de la Dirección Nacional de Asuntos Técnicos de Fronteras, administra 14 centros fronterizos, por los cuales circula el 80% del tránsito migratorio terrestre, y más del 90% del comercio internacional con los países vecinos.

Asimismo, el convenio posibilitará que estos 14 centros de frontera –desplegados en 10 provincias argentinas– se constituyan como bases de despliegue de fibra óptica para llegar a lugares que hasta hoy están completamente desconectados.

Estos centros de frontera forman parte a su vez del complejo Corredor Bioceánico, por donde ingresan y egresan mercaderías del país al mundo, y también sirven de tránsito a países de la región. Ellos son: Iguazú y Posadas (Misiones), Paso de los Libres y Santo Tomé (Corrientes), Concordia (Entre Ríos), San Francisco (Catamarca), Agua Negra (San Juan), Pircas Negras (La Rioja), Sistema Cristo Redentor y Pehuenche (Mendoza), y Pino Hachado y Samoré (Neuquén), Integración Austral (Santa Cruz) y San Sebastián (Tierra del Fuego).