Presidencia de la Nación

Vizzotti participó del acto de colocación de baldosas por la memoria

Organizado por ATE Salud, el acto homenajeó a las y los trabajadores del Ministerio de Salud detenidos y desaparecidos, en el marco de un trabajo diario de memoria y recuperación de la historia como trabajadores que defienden políticas públicas y luchan por una patria más justa, libre y soberana.


La ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, participó ayer junto a referentes de organismos de Derechos Humanos y autoridades de ATE Capital de un acto de colocación de baldosas por la memoria en homenaje a las y los trabajadores del Ministerio de Salud detenidos y desaparecidos en la última dictadura cívico-militar.

Emplazado en la esquina de las calles Lima y Moreno, el reconocimiento fue para los compañeros y compañeras detenidos y desaparecidos: Alicia Chuburu, Roberto Colomer y María del Carmen Serrano, trabajadores del Instituto Nacional de Epidemiología; Jorge Carlos Clerc, trabajador de Zoonosis; e Irma Laciar de Carrica, histórica referente de la salud pública y directora de la escuela de auxiliares de enfermería del Ministerio de Salud de la Nación.

Tras agradecer la invitación, Vizzotti destacó que "este acto, este encuentro, esta construcción colectiva, es de ustedes, de las y los trabajadores y de sus representantes, de las familias de los compañeros y las compañeras detenidas y desaparecidas, de las madres, las abuelas, de los organismos de derechos humanos".

12 09 23 Placa 03

Además, la ministra manifestó que "el mensaje de este homenaje es el protagonismo de la militancia, de ese uno a uno, del trabajo para defender el Estado, para defender la salud y para defender la memoria, la verdad y la justicia". Así, Vizzotti subrayó: "Vamos a seguir haciendo en conjunto, trabajadores, trabajadoras y representantes, un Estado Nacional presente con mirada federal".

Por su parte, el secretario general de ATE Capital, Daniel Catalano, sostuvo que “poder hacer un acto con trabajadoras, trabajadores, la compañera ministra, organismos de derechos humanos, es una respuesta enorme, impactante y muy necesaria para lo que se nos quiere obligar a transitar”.

En esta línea, Catalano señaló la importancia de “seguir avanzando en la defensa de nuestra identidad, de lo que nosotros y nosotras estamos convencidos, en esa identidad que dejó Néstor bajando los cuadros, en esa identidad que nosotros pudimos forjar como nuevas generaciones, abrazando todos los días a nuestras queridas madres de Plaza de Mayo, a los hijos, a los familiares y a todos aquellos que hacen realidad esta realidad que nosotros queremos construir, que es la identidad de un pueblo que resiste”.

12 09 23 Placa 22

A su turno, la referenta de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, Taty Almeida, agradeció y felicitó “a todos, todas y todes los que han hecho posible que estemos hoy aquí”, y subrayó que este es “un encuentro con personas que demuestran tener memoria, esa memoria que más de uno quiere hacer desaparecer, pero no lo van a lograr, mientras haya una militancia estupenda como la que estamos viendo acá.”

Desde el año 2018, ATE Salud se propuso de manera colectiva conocer más sobre las y los trabajadores del Ministerio de Salud de la Nación víctimas del terrorismo de Estado, como parte de un proceso de reconstrucción de la historia del Ministerio y de sus trabajadores, y como un trabajo por recuperar la presencia de las y los compañeros.

“Baldosas por la Memoria” es un homenaje a las y los detenidos-desaparecidos y/o asesinados por el Terrorismo de Estado, antes y durante la última dictadura cívico-militar argentina. A través de ellas se deja una huella de su paso al señalizar en la vía pública los lugares donde vivieron, estudiaron, trabajaron, militaron o donde fueron secuestrados o asesinados. La iniciativa surgió en 2005 desde el colectivo Barrios x Memoria y Justicia, integrado por las Comisiones x la Memoria pertenecientes a los diferentes barrios porteños. Su primera actividad fue la colocación de la baldosa en homenaje a los doce detenidos-desaparecidos en la vereda de la Iglesia Santa Cruz el 8 de diciembre de 1977.

Scroll hacia arriba