Vizzotti: “Argentina pudo fortalecer su sistema de salud en tiempo record para dar respuesta a la pandemia”

Durante una reunión realizada en el marco de la Conferencia Regional sobre Desarrollo Social de América Latina y el Caribe organizada por la CEPAL, la ministra destacó el trabajo realizado por el Gobierno nacional para preparar al sistema de salud con el propósito de dar respuesta a la pandemia por COVID-19.


La ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, participó ayer junto a referentes sanitarios de la región de un evento virtual denominado “La crisis sanitaria prolongada y la necesaria reestructuración hacia sistemas de salud resilientes y universales”, organizado por la CEPAL en el marco de la Conferencia Regional sobre Desarrollo Social de América Latina y el Caribe.

En el encuentro se analizaron las situaciones con que los sistemas de salud de América Latina y el Caribe debieron enfrentar la pandemia de COVID-19, se abordaron las problemáticas de acceso, segmentación, fragmentación, financiamiento y se debatió sobre los elementos centrales que se deben considerar para llevar a cabo un proceso de transformación de los sistemas de salud para que puedan controlar las consecuencias de la crisis actual, las próximas crisis y la necesidad de brindar acceso y cobertura universal.

En relación al control de la pandemia, Vizzotti destacó que “Argentina pudo fortalecer su sistema de salud en tiempo récord para dar respuesta a la pandemia por COVID-19 y que ningún argentino ni argentina quede sin atención”. En ese sentido, la ministra expuso medidas concretas como el incremento en un 47 por ciento de las camas de terapia intensiva para adultos, la construcción en tiempo récord de 12 hospitales modulares, la incorporación de profesionales y el fortalecimiento de la producción nacional de insumos críticos. La ministra añadió que el apoyo del Estado también incluyó al sector privado.

También puso en valor la confianza de la población argentina en las vacunas y destacó el lanzamiento, en diciembre de 2020, del plan nacional de vacunación contra la COVID-19 de manera simultánea en todas las jurisdicciones y el trabajo para contar con las dosis para llevarlo a cabo.

En ese sentido, la ministra remarcó que “el mayor desafío sigue siendo la disponibilidad de vacunas para que todos los países puedan acceder”, y planteó que es “imprescindible crear un espacio para generar compromisos políticos y medidas concretas, con el objetivo de asegurar que todos los países, sin excepciones, puedan acceder a medicamentos, vacunas, equipamiento médico y otras tecnologías sanitarias que garanticen la salud pública como bien público global”.

Con respecto al rol de los sistemas de protección social para facilitar el derecho a la salud, Vizzotti explicó que en Argentina “gracias a las fortalezas del sistema de protección social se pudo reaccionar rápidamente transfiriendo ingresos a las familias más vulnerables”. También indicó que esas políticas representaron un esfuerzo fiscal que equivale al 6,6 por ciento del PIB y significaron “grandes aprendizajes que hay que continuar promoviendo con estrategias para atender tanto la emergencia por la pandemia, como las cuestiones estructurales de largo plazo”.

Por último, la ministra manifestó que “durante la pandemia se tomó conciencia de la importancia central que tiene la salud para el bienestar de un país”. Asimismo, planteó que “es necesario seguir trabajando para consolidar una salud pública que garantice el acceso equitativo y de calidad a la salud entendida como un derecho de todos y todas”.

26-10-2021