Visita a la Universidad Nacional de Quilmes

Autoridades de la Agencia I+D+i recorrieron las instalaciones de la universidad y destacaron los esfuerzos realizados en la UNQ para poner sus capacidades científicas y tecnológicas al servicio del control de la pandemia.


Fernando Peirano, presidente de la Agencia Nacional de Promoción de la Investigación, el Desarrollo Tecnológico y la Innovación (Agencia I+D+i) visitó la Universidad Nacional de Quilmes (UNQ) acompañado por Alejandra Zinni, directora del Departamento de Ciencia y Tecnología y del Laboratorio de Farmacología Computacional de la UNQ y vocal del directorio de la Agencia I+D+i.

La visita incluyó el recorrido por la Unidad COVID dentro de la Plataforma de Servicios Biotecnológicos del Departamento de Ciencia y Tecnología de la UNQ y la empresa de base tecnológica Productos Bio-Lógicos SA (PB-L). La Unidad COVID de la UNQ llegó a cotejar hasta 700 muestras de casos sospechosos de COVID-19 por día colaborando así en el control de la pandemia. Por su parte, PB-L formó parte del consorcio integrado por la UNQ, la Universidad Nacional de San Martín y Chemtest que desarrolló el ELA CHEMSTRIP, un kit para la detección del virus SARS-Cov2 basado en amplificación isotérmica y detección rápida por tiras reactivas.

Peirano destacó el papel de las investigadoras e investigadores de la UNQ a la hora de buscar soluciones en el marco de la pandemia de COVID-19. Señaló la importancia de contar con capacidades instaladas para poder adaptarse a los desafíos que se presentan. En este sentido sostuvo: “desde la Agencia I+D+i brindamos un apoyo adicional para estos proyectos, pero si no estaban armados todos los aprendizajes previos, esto no hubiera sido posible”.

Zinni resaltó la importancia de las capacidades instaladas en la UNQ tras los apoyos recibidos durante la pandemia. “A medida que pasaron los meses y gracias a un esfuerzo muy grande del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Nación nos pudimos equipar para poder dar respuesta en tiempo y forma a los requerimientos de testeo de nuestra comunidad, en particular en Quilmes. Esto se tradujo en infraestructura, equipamiento, capacidades técnicas y articulación”, afirmó Zinni.

Hacia el final de la recorrida de las instalaciones, Peirano destacó el rol de la Universidad de Quilmes como una demostración de la capacidad del sistema científico-tecnológico de afrontar situaciones críticas desde la innovación, el conocimiento y la solidaridad de los equipos de investigación.