Visita del Secretario de Derechos Humanos de la Nación al BNDG

Mariana Herrera Piñero, Directora del BNDG, recibió este miércoles a Horacio Pietragalla y a su jefe de gabinete, Nicolás Rapetti.


En su primera visita como Secretario de Derechos Humanos, Horacio Pietragalla recorrió las instalaciones del Banco Nacional de Datos Genéticos junto a la directora del organismo y sus trabajadores. Con una visita guiada por los laboratorios del edificio ubicado en la Av. Córdoba del centro porteño, y una reunión posterior, se establecieron distintos objetivos con el fin de estrechar lazos de trabajo entre la secretaría y el BNDG, y lograr acciones en pos de la federalización de la Ciencia aplicada a los Derechos Humanos.


Pietragalla, Rapetti y Herrera Piñero junto a una trabajadora del BNDG

Horacio Pietragalla Corti, cuya identidad fue restituida en abril de 2003, asistió a la reunión con la Dra. Herrera Piñero junto a su jefe de gabinete Nicolás Rapetti. Luego de renunciar a su banca en la Cámara de Diputados de la Nación que había asumido en 2017, Pietragalla fue designado como nuevo Secretario de Derechos Humanos, ante el cambio de gestión en diciembre de 2019. En el encuentro, Pietragalla, Rapetti y Herrera Piñero conversaron sobre las futuras acciones conjuntas entre la Secretaría y el BNDG.


Reunión con Carlos Galassi, subdirector administrativo del BNDG

El Banco Nacional de Datos Genéticos sigue estrechando vínculos junto a otros organismos del estado e instituciones privadas y públicas para fortalecer la búsqueda de las y los nietos que todavía faltan encontrar.

Acerca del BNDG
El Banco Nacional de Datos Genéticos (BNDG) es un organismo autónomo y autárquico, creado en 1987 por la Ley 23.511. En 2009 pasó a funcionar bajo la jurisdicción del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación, a partir de la sanción de la Ley 26.548. Es un archivo sistemático de material genético y muestras biológicas de familiares de personas que han sido secuestradas y desaparecidas durante la dictadura militar argentina. Su objetivo es garantizar la obtención, almacenamiento y análisis de la información genética que sea necesaria como prueba para el esclarecimiento de delitos de lesa humanidad y cuya ejecución se haya iniciado en el ámbito del Estado Nacional hasta el 10 de diciembre de 1983.