Presidencia de la Nación

Vialidad Nacional firmó el contrato para completar la transformación en autopista de la Ruta Nacional 7 entre Luján y Junín

Se trata del tramo que se extiende desde Carmen de Areco hasta el distribuidor de acceso a Gouin. La ejecución de esta nueva obra, que prevé una inversión superior a los $1.900 millones por parte del Gobierno nacional, completará definitivamente la transformación en autopista de la RN 7 entre Luján y Junín.


El administrador general de Vialidad Nacional, Gustavo Arrieta, suscribió el contrato para continuar con la transformación en autopista de la Ruta Nacional 7, en el tramo que se extiende desde Carmen de Areco –Km 138,35 a Km 141–  hasta el distribuidor de acceso a Gouin –Km 137,87–. El avance de esta obra resulta fundamental para la matriz productiva de la región, ya que une los principales centros agrícolas del noroeste de la provincia de Buenos Aires.

El proyecto, financiado por el Ministerio de Obras Públicas mediante una inversión superior a los $1.900 millones, formaba parte del fallido esquema de Participación Público Privada (PPP) de la gestión de gobierno anterior. Su ejecución estará a cargo de una Unión Transitoria de Empresas (U.T.E.) conformada por Constructora Dos Arroyos S.A., Semisa Infraestructura S.A. y HOMAQ S.A., ganadoras del proceso de licitación al cual se habían presentado seis oferentes.

En este contexto, el administrador general, Gustavo Arrieta, manifestó que “la transformación en autopista de la RN 7 es una de las principales prioridades que asumimos con el presidente Alberto Fernández y el ministro Gabriel Katopodis, ya que es el primer corredor internacional de la Argentina vinculado al movimiento del Mercosur”.

“Con cada tramo terminado, mejoramos la integración comercial de cada una de sus regiones, lo que genera un gran movimiento de mercaderías agro-ganaderas e industriales, optimiza la conexión con los puertos, agiliza traslados y reduce los costos logísticos y de transporte”, profundizó el funcionario durante el encuentro celebrado en Casa Central, en el que también estuvieron presentes el sub administrador general de Vialidad Nacional, Alejandro Urdampilleta; el gerente ejecutivo, Federico Stiz; y representantes de la firma contratista.

Más tarde, Gustavo Arrieta mantuvo una reunión con el intendente de Carmen de Areco, Iván Villagrán, con quien conversó sobre el impacto que esta nueva obra tendrá en ese partido bonaerense en general y en la localidad de Gouin en particular.

Esta obra, que completará la transformación en autopista de la Ruta Nacional 7 en el trayecto que une Luján con Junín, se extenderá a lo largo de 2,7 kilómetros y consistirá en la duplicación de la calzada actual, con colectoras pavimentadas bidireccionales a ambos lados, y en la construcción de un distribuidor a distinto nivel en el acceso a Gouin.

En la actualidad, la transformación en autopista de la RN 7 comprende otros dos tramos que se encuentran en ejecución: los que se extienden desde Carmen de Areco hasta Chacabuco –Km 141 a Km 196– y desde San Andrés de Giles hasta la Variante Chacabuco –Km 196 a Km 219–. Al igual que la obra que comenzará prontamente, estos dos tramos pertenecían al esquema de las PPP, cuyos contratos fueron rescindidos por esta gestión, que luego de revisar los proyectos logró reactivar ambas obras.

En su recorrido a través de la provincia de Buenos Aires, la RN 7 vincula los municipios de Luján, San Andrés de Giles, Carmen de Areco, Chacabuco, Junín, Leandro N. Alem y General Pinto. La nueva autopista incrementará la seguridad vial de miles de personas usuarias que circulan por el corredor como también la calidad de vida de las vecinas y vecinos, al evitar los siniestros frontales y redireccionar, por medio de variantes a la traza original, el gran flujo de vehículos, sobre todo transporte pesado, de los centros de estas localidades. 

Scroll hacia arriba