Presidencia de la Nación

Vialidad Nacional dio inicio al Plan Integral de Mantenimiento Invernal en rutas nacionales de la Patagonia y Mendoza

Contempla el mantenimiento de más de 7.500 km de 11 rutas nacionales e incluye la intervención de los principales pasos fronterizos de montaña. Este año, además, se sumó un nuevo enfoque mediante la creación del Corredor Invernal de los Lagos y Bosques Andino Patagónicos, cuyos trabajos asegurarán la circulación en una zona de gran afluencia turística.

Ante la llegada de la época más fría del año y las intensas nevadas registradas en las últimas semanas, el Ministerio de Obras Públicas, a través de Vialidad Nacional, comenzó a desplegar el Plan Integral de Mantenimiento Invernal (PIMI), que tiene como objetivo garantizar las condiciones de circulación y seguridad de todo tipo de vehículos para permitir a cada usuaria y usuario llegar a su destino.

El PIMI contempla el mantenimiento de más de 7.500 km de 11 rutas nacionales pertenecientes a Mendoza y las cinco provincias patagónicas: Chubut, Neuquén, Río Negro, Santa Cruz y Tierra del Fuego. La iniciativa, llevada a cabo todos los años, consiste en la presencia de personal especializado y el despliegue de maquinaria vial de última generación en diferentes puntos estratégicos para asegurar la transitabilidad por las rutas nacionales ante la permanencia de hielo y/o nieve sobre la calzada.

“Este operativo es de vital importancia para quienes viven en las localidades más afectadas por las nevadas que se producen durante el invierno. Desde Vialidad Nacional llevamos adelante una gestión integral basada en una mirada regional para asegurar la conexión y el abastecimiento durante este periodo tan complicado por las inclemencias climáticas”, señaló el administrador general del organismo, Gustavo Arrieta. “En el éxito del Plan de Mantenimiento Invernal está la sustentabilidad del turismo, de la producción y de la calidad de vida de la Patagonia”, agregó.

En 2021, el Gobierno nacional realizó una fuerte inversión en equipamiento a través del Plan Federal de Fortalecimiento Vial. De los casi $14.000 millones invertidos para adquirir maquinaria de última generación, $7.188 millones fueron destinados a equipos viales, de los cuales 262 ya fueron entregados a los distritos involucrados en el PIMI.

Entre las principales tareas del plan se destaca el despeje de nieve para prevenir su acumulación en las rutas y, de este modo, garantizar la circulación y el transporte de cargas que abastece a las localidades mendocinas y patagónicas. Otras tareas de importancia consisten en el riego con líquido anti hielo o con solución salina, y la distribución de sal a granel para quitar el hielo de la calzada. A su vez, sobre las rutas con tramos de ripio se efectúan trabajos de limpieza de barro para evitar la formación de pantanos a causa del derretimiento de la nieve.

En tanto, las labores de mayor intensidad se desarrollan en Neuquén sobre las rutas nacionales 231 y 242, que vinculan con los pasos fronterizos Cardenal Samoré y Pino Hachado, respectivamente. En Mendoza se hace lo propio sobre la RN 7, en el Sistema Cristo Redentor, y la RN 145 en el Paso Pehuenche, ambas en el límite con Chile. En estas zonas suelen acumularse columnas de hasta cuatro o cinco metros de nieve en un solo día.

Scroll hacia arriba