Verificación a transportes de alimentos y animales en la provincia de Río Negro

El Senasa revisó las condiciones higiénico sanitarias junto a su documentación para cuidar la salud pública y el estatus de la región.


GENERAL ROCA (Río Negro) - El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) realizó un operativo de control integrado sobre la Ruta Nacional N° 22, a la altura de las localidades rionegrinas de Chichinales y Cervantes, abocándose a la revisión de vehículos y transportes de animales y alimentos.

Para esto, agentes de las áreas técnicas del Centro Regional Patagonia Norte del Senasa y de la Patrulla Móvil de la Barrera Sanitaria, inspeccionaron la documentación y el cumplimiento de la normativa vigente para el transporte de sustancias alimenticias y de ganado en pie, constatando además las condiciones higiénico-sanitarias.

También se efectuaron controles a vehículos, que sin estar habilitados pudieran transportar de manera irregular alimentos, como camionetas, utilitarios y traffics.

En esta tarea, que se llevó a cabo cumpliendo con los protocolos establecidos para prevenir contagios por COVID-19, se contó con la colaboración del personal de la Policía de Río Negro.

"El Senasa realiza este tipo de controles integrados para resguardar la salud pública y los estatus zoofitosanitarios de la región, donde solicitamos a los conductores el amparo sanitario para transportar animales y el cuidado correspondiente en lo que se refiere a las condiciones de los alimentos que se trasladan", explicó el inspector del Centro Regional Patagonia Norte, Fernando Bianchetti.