Verificación de la implementación de las BPA en frutas y hortalizas

La normativa vigente, fija que en 2020 comienza a regir la obligatoriedad para frutas y en 2021 para hortalizas. La jornada de preparación la organizó el Senasa en Cuyo.


Buenos AiresEl Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) se prepara para verificar la implementación de las buenas prácticas agrícolas en la producción frutihortícola, incorporadas al Código Alimentario Argentino (CAA).

En ese marco realizó, en la región de Cuyo, jornadas de difusión y actualización sobre BPA teniendo en cuenta que, según la normativa vigente, serán obligatorias para las frutas a partir de 2020 y para las hortalizas desde 2021.

Ante agentes del Organismo de San Juan, Mendoza y La Rioja, los profesionales de la Dirección Nacional de Inocuidad y Calidad Agroalimentaria del Senasa, Juan Ibañez y Carolina López explicaron los siete requisitos obligatorios de las BPA a considerar en la producción frutihortícola.

Ibáñez y López hicieron un análisis descriptivo de la documentación que acredita la trazabilidad de los productos; el agua utilizada; la manipulación de la producción; la presencia de animales en el predio y/o establecimiento; el uso de fertilizantes orgánicos y enmiendas y la asistencia técnica por parte de los responsables técnicos de cada predio.

Además recordaron que quienes verifiquen la implementación de las BPA deben realizar y aprobar el curso bajo la modalidad de plataforma virtual.

El propósito de la implementación de las BPA es que el productor elabore productos sanos, inocuos y de calidad mediante el cuidado de los procesos y las condiciones de producción.

Reuniones
En San Juan también se reunieron en la sede del Centro Regional Cuyo del Senasa con productores, personal de Gendarmería, de la Dirección de Sanidad Animal, Vegetal y Alimentos del Ministerio de Producción y Desarrollo de la Provincia y representantes de cámaras de productores, entre otros y más tarde visitaron empaques de pasas de uva y ajo y cebolla.

En tanto que en Mendoza mantuvieron un encuentro en instalaciones del Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV) con productores, representantes de cámaras, autoridades de Gendarmería y del Instituto de Sanidad y Calidad de Mendoza (ISCAMEN), entre otros y luego visitaron empaques de cerezas, manzanas, peras y duraznos.