Ushuaia: Jornadas por la equiparación de derechos de trabajadoras y trabajadores de casas particulares

El ministro de Trabajo provincial abrió estas jornadas de sensibilización sobre derechos referidos a la igualdad y equidad en el mundo del trabajo y la Ley N° 26.844, organizadas por la CTIO, que incluyeron un panel con autoridades provinciales, representantes del MTEySS y la CTIO nacional.


El ministro de Trabajo de Tierra del Fuego, Gerardo Raúl Chekkerdemian, abrió estas jornadas de difusión y sensibilización acerca de los derechos referidos a la igualdad y equidad en el mundo del trabajo y la Ley N° 26.844, organizadas por la CTIO. La actividad incluyó un panel integrado por autoridades provinciales, representantes del MTEySS y la CTIO nacional.

La introducción a la temática estuvo a cargo de Laura Indycki, en representación de la CTIO nacional, tras lo cual la presidenta del Tribunal de Servicio Doméstico, Paulina Jaureguiberry, junto a María Magdalena Sacco, de la misma área, profundizaron sobre el Régimen Especial de Contrato de Trabajo para el Personal de Casas Particulares. Por su parte, la responsable de la CTIO local, Lais Bedoya, tuvo la responsabilidad de la organización del evento, que contó con asistentes de los sectores sindical, gubernamental, empleador y social.

La primera parte de las jornadas se desarrolló en un marco informativo y formativo y la segunda dio paso a un taller abierto y participativo, donde se allanaron dudas, se debatieron ideas, propuestas y se delinearon futuros encuentros y actividades.

El ministro Chekkerdenian agradeció la visita, resaltando la importancia de la nueva ley y su aplicación para equiparar a un sector carente de derechos. Laura Indycki en representación de la presidenta de la CTIO, Olga Hammar, se refirió sobre la participación de la Comisión de Trabajo para la Igualdad de Oportunidades en el proceso previo a la aprobación de la ley y su labor con relación a la equidad y la igualdad de trabajadoras de este colectivo, destacando “la importancia de visibilizar la adquisición de derechos de este colectivo postergado”.

Por su parte, Jaureguiberry hizo hincapié en que “esta ley además de reconocer derechos salda una deuda de 57 años” agregando que “más del 90% de este trabajo lo realizan mujeres” y recordando que “la OIT ha clasificado el trabajo doméstico como Trabajo de Alto Riesgo por realizarse dentro de un recinto privado y por lo tanto no poder garantizarse la total seguridad del trabajador o la trabajadora”. Destacó además la importancia de consolidar lo logrado y remarcó “la gran deuda para con este sector ahora es que puedan negociar colectivamente. Cuando se avance en este sentido, se podrá decir etapa cumplida”.