“Urgencias en Salud Mental: cuidados y dispositivos de intervención clínica”

El jueves 23 de septiembre se llevó adelante la teleconferencia “Urgencias en Salud Mental: cuidados y dispositivos de intervención clínica”, parte del Ciclo de Encuentros Virtuales 2021 en el Marco de la implementación de la Ley Nacional de Salud Mental N° 26.657 que organiza la Dirección Nacional de Salud Mental y Adicciones.


El jueves 23 de septiembre se llevó adelante la teleconferencia “Urgencias en Salud Mental: cuidados y dispositivos de intervención clínica”, parte del Ciclo de Encuentros Virtuales 2021 en el Marco de la implementación de la Ley Nacional de Salud Mental N° 26.657 que organiza la Dirección Nacional de Salud Mental y Adicciones.

La actividad fue presentada por el doctor Hugo Barrionuevo, director nacional de Salud Mental y Adicciones del Ministerio de Salud de la Nación; y la licenciada Edith Benedetti, interventora general del Hospital Nacional en Red “Lic. Laura Bonaparte”.

En esta oportunidad, les profesionales disertantes fueron parte del equipo del Hospital: la licenciada Gabriela Scheinkestel, directora asistente de Salud Mental y Adicciones; el doctor Gabriel Hagman, jefe de Departamento de Urgencias e Internación; el licenciado Andrés Rodríguez Evans, jefe de Servicio de Cuidados en las Urgencias; y la doctora Soledad Álvarez, jefa de la Guardia Interdisciplinaria.

“Hoy vamos a tratar un tema muy importante que son las urgencias en salud mental, cuáles son los cuidados y los dispositivos disponibles para la intervención, teniendo en cuenta la complejidad que implica el término urgencias”, y continuó: “En este caso vamos a trabajar los equipos interdisciplinarios, cuáles son las dificultades, encuentros y desencuentros, cómo intervenir en las crisis actuales y los consumos problemáticos”, destacó Barrionuevo.

Siguiendo en la misma línea, afirmó que “uno de los ejes temáticos va a ser las prácticas segregativas y exclusivas, una práctica muy grave en nuestro país. Las personas con problemas de consumo son frecuentemente rechazadas por el sistema de salud, necesitamos transformar esas formas para que las personas puedan ser alojadas”.

Por su parte, la licenciada Benedetti manifestó que “la urgencia es un tema super importante, ya que implica una clínica en la que es imposible retroceder y romper con algunas representaciones sociales, vinculados con la peligrosidad para poder comprender la presentación de un padecimiento subjetivo, y la necesidad de hacer espacios para escuchar, hablar y poner en disponibilidad los efectores de salud”.

Scheinkestel, se refirió al compromiso de la institución al ser referencia en la implementación de la Ley de Salud Mental, “es en este sentido que pensamos los dispositivos de la institución. Como efector tenemos que garantizar el acceso a la salud de las personas, nos vemos obligados a construir dispositivos que den respuesta a sus necesidades”.

“Lo que nos interesa acá es derribar ciertos mitos o imaginarios sociales que existen alrededor de cómo se piensan las urgencias en salud mental y el abordaje de los consumos problemáticos. Nosotros pensamos diariamente en cómo revertir y desarticular estas problemáticas, y sin duda la respuesta está en el marco normativo”.

Para concluir afirmó “si tenemos dispositivos flexibles, si estamos disponibles, si trabajamos interdisciplinariamente, si estamos en un lugar amigable, todo esto lleva a que disminuyan muchísimo las situaciones de urgencias ”.

Bajo estas perspectivas, el reto del equipo puntualizó interrogantes y concepciones respecto de la intervención en la urgencia en salud mental. “Trabajamos y nos ubicamos ante la urgencia como respuesta. La noción de cuidado es la que guía nuestro accionar. Pensamos la urgencia como una presentación de algo que no fue alojado, como síntoma de rechazo”, acentuó Hagman.

En esta línea les profesionales destacaron que el trabajo también se presenta desde el punto de vista profesional mediante prejuicios en la hora de intervenir, “lo que se pone en primer plano son nuestras interpretaciones donde se genera este rechazo y así la presentación de las urgencias. Este es el enfoque a trabaja”.

Se destacó la importancia de no accionar desde la concepción binaria (bueno o malo) “ya que nos alejamos de una práctica de construcción de lazo y de cuidado. Cuando nos situamos por fuera generamos situaciones que irrumpen en momentos de urgencia”, finalizó por su parte Hagman.

En este sentido, Álvarez, destacó las reflexiones que se presentan cotidianamente respecto de la atención de la urgencia y sus intervenciones: “pensamos la accesibilidad como un vínculo de la persona que consulta con la institución y con profesionales conformado por una multiplicidad de variables y barreras simbólicas tanto de pacientes como de profesionales” y agregó “ invocamos reflexiones de cómo prevenirla, cómo responder a la misma, no desde una respuesta inmediata a lo que está pasando”.

“No hay una forma preestablecida de responder a la urgencia, pero podemos pensar de antemano qué no hay que hacer. La urgencia no puede tener una respuesta diferida, sino siempre implica una respuesta. La falta de respuesta es una forma de respuesta que muchas veces genera más urgencias” manifestó Rodriguez Evans.

Les expositores destacaron la relevancia del trabajo institucional bajo el cumplimiento de la normativa vigente, Ley Nacional de Salud Mental N° 26.657, Ley de Derechos del Paciente N° 26.529, Ley de Identidad de Género N° 26.743, y Ley de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes N° 26.061 como sustento de las prácticas e intervenciones clínicas. Además de presentar interrogantes que contribuyan a la reflexión y la construcción de respuestas integrales ante la complejidad de los abordajes.

Desde el Hospital Nacional en Red se agradece a la Dirección Nacional de Salud Mental y Adicciones la posibilidad de la generación de un espacio donde les profesionales puedan detenerse en cuestiones cruciales para la salud mental.