Unidad Ministerial Rosario: la Gendarmería y el Poder Judicial desarticulan una banda que traficaba cocaína entre Salta y Rosario

Tras una orden de apoyo emanada de la Unidad Procesal de Justicia de Salta para realizar un seguimiento de control para una entrega de una encomienda dirigida hacia Rosario, trabajadoras y trabajadores de la Gendarmería Nacional lograron detener a una persona involucrada en el tráfico de cocaína.


El trabajo, realizado como parte de los operativos que coordina la Unidad Ministerial Rosario creada por Sabina Frederic –uno de cuyos objetivos es incrementar la eficacia del trabajo de las Fuerzas de Seguridad Federales y su auxilio al Poder Judicial para neutralizar el delito y desarticular bandas criminales-, se inició el 20 de enero e implicó la articulación entre la justicia federal salteña y la rosarina para identificar y neutralizar el envío del estupefaciente desde la provincia del norte hasta la de Santa Fe.

Para ello, se inició el procedimiento de seguimiento de una encomienda despachada en Salta a través de una empresa de transporte y fletes con domicilio en Rosario que, según las investigaciones que se venían realizando, recibiría un paquete no identificado destinado a dos personas sospechosas. Estas dos personas estaban siendo investigadas como parte de una banda criminal dedicada al tráfico de drogas y a su distribución desde Salta y Tucumán hacia ciudades al sur de ambas provincias.

Así, las y los gendarmes lograron advertir el despacho de la encomienda hacia Rosario y brindar esa información para que se desplegara un operativo de entrega vigilada en el lugar de recepción. Para ello, el operativo incluyó el uso de un perro antinarcóticos que, al momento de arribo del rodado y la revisión del mismo, reaccionó del modo previsto para cuando el animal reconoce la presencia de estupefacientes.

Inmediatamente, la justicia federal de Rosario dio la orden de secuestrar la encomienda e iniciar la vigilancia para dar con quien retirara el paquete que contenía la cocaína. Al momento de arribar esta persona (coincidente con el nombre del destinatario que figuraba en la encomienda y uno de los dos sospechosos que investigaba la causa judicial), se procedió a su detención. Una vez abierta la encomienda, se realizó prueba de campo narcotest que arrojó positivo para cocaína. El total de lo incautado supera los 500 gramos del estupefaciente.

El fiscal interviniente, a través del Juez de Garantías de Salta, Dr. Julio Eduardo Bavio, además, dispuso que el detenido quede en situación de incomunicado y se le secuestraran elementos de interés para la causa.