UNESCO ofrece financiamiento para proyectos que promuevan la diversidad de las expresiones culturales

El objetivo es invertir en programas que conduzcan a cambios estructurales mediante la elaboración de políticas y estrategias


Se encuentra abierta la convocatoria nacional para organismos gubernamentales y organizaciones de la sociedad civil que deseen presentar solicitudes de financiamiento ante el Fondo Internacional para la Diversidad Cultural de la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Cultura y la Ciencia (UNESCO).

El proceso local de selección de proyectos estará a cargo de la Comisión Nacional Argentina de Cooperación con la UNESCO (CONAPLU) y la Dirección de Cooperación Internacional del Ministerio de Cultura de la Nación, con posibilidad de enviar propuestas hasta el 27 de mayo próximo. Nuestro país podrá presentar un máximo de 4 solicitudes: dos procedentes del sector público, y dos procedentes de la sociedad civil.

El principal objetivo del Fondo Internacional para la Diversidad Cultural (IFCD, por sus siglas en inglés) es invertir en programas que conduzcan a cambios estructurales mediante la elaboración de políticas y estrategias con impacto directo en la creación, producción y distribución de una diversidad de expresiones culturales, así como en el acceso a estas.

Cabe destacar que uno de los 9 proyectos elegidos por UNESCO en 2019 para ser financiado por el IFCD pertenece a la iniciativa Estudio Urbano, de la Dirección General de Música del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. La propuesta fue seleccionada entre 480 nominaciones de todo el mundo, junto a solicitudes de Georgia, Turquía, Mozambique, Ecuador, México, Sudáfrica, Etiopía y Vietnam.

Bajo el título “Empoderamiento de jóvenes residentes en zonas geográficas desfavorecidas de la Ciudad para fortalecer sus capacidades creativas y laborales en el sector musical”, la iniciativa apunta a fomentar la creación, producción y distribución de música entre jóvenes de bajos recursos económicos residentes en barrios vulnerables y complejos habitacionales de la zona sur de la Ciudad de Buenos Aires.

La población destinataria de estas acciones, para quienes el acceso tanto al dispositivo tecnológico de grabación como a programas de formación para el desarrollo profesional y laboral resulta costoso, obtendrá la posibilidad de capacitarse en oficios relacionados a la industria musical, fortalecer sus capacidades de gestión de proyectos, registrar su material fonográfico de manera profesional y ser parte del circuito de música en vivo que Estudio Urbano sostiene hace más de diez años.