Una oportunidad para reflexionar sobre la pandemia

El Punto Digital de Gálvez (Santa Fe) llevó adelante un ciclo de videoconferencias en el que se reflexionó sobre las condiciones de emergencia y desarrollo de la pandemia a nivel mundial.


El Punto Digital de Gálvez organizó, junto a Julia Arregui, vinculadora del Programa para la provincia de Santa Fe, el ciclo “Aproximaciones a la pandemia desde la filosofía y el psicoanálisis”, que consistió en tres encuentros: “Edipo y la peste: destino y responsabilidad”; “La ciudadanía enferma. Salud, política y superstición” y “¿Más allá del principio del antropocentrismo? La pandemia y el retorno de lo expulsado”.

Las conferencias se llevaron a cabo los jueves 29 de abril, 6 y 13 de mayo y estuvieron a cargo de Leandro Drivet, Doctor en Ciencias Sociales (UBA), Licenciado en Comunicación Social (UNER), Investigador Asistente del CONICET y docente de grado y posgrado en la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad Nacional de Entre Ríos.

Javier Miola, Coordinador del Punto Digital y uno de los promotores de la actividad, enfatizó que “en el contexto de una pandemia y una situación social inédita, pensé en contactarme con un pensador y profesional como Leandro Drivet, para que deje sus reflexiones y su mirada sobre estos tiempos tan difíciles”. Tras el contacto, se organizó el ciclo de videoconferencias con el objetivo de abordarlo desde una perspectiva que pudiera entrecruzarchistoria, filosofía y psicoanálisis.

Reflexionar más allá de lo inmediato

Conversamos con Leandro Drivet, Doctor en Ciencias Sociales e Investigador Asistente del CONICET, quien estuvo a cargo de las conferencias virtuales.

¿Cómo surgió la idea de llevar a cabo estas conferencias en el Punto Digital?

En el contexto de esta pandemia había iniciado un taller para reflexionar acerca de la pandemia y las enfermedades masivas desde una perspectiva filosófica y psicoanalítica. A partir de un contacto con Javier, coordinador del Punto Digital de Gálvez, organizamos un ciclo de tres videoconferencias donde reflexionamos sobre la pandemia desde una perspectiva transdisciplinar entre historia, psicoanálisis y filosofía.

¿Por qué es relevante reflexionar sobre la pandemia desde una perspectiva que incluya a las ciencias sociales, la filosofía y el psicoanálisis?

En la esfera pública contemporánea la filosofía y el psicoanálisis no suelen ser invitados frecuentes para decir algo sobre la pandemia. Las infecciones provocadas por el virus del Covid-19 parece algo reservado a médicos, incluso a ciertos especialistas, epidemiólogos e infectólogos. Yo creo que aceptar esa restricción de que solo hablen estas profesiones significa haber renunciado a pensar más allá de las consecuencias últimas de la enfermedad. Implica no poder trascender la emergencia y el corto plazo. Además, esto significa resignarse a no aprender demasiado, por eso la idea principal de estas conferencias fue reflexionar sobre las condiciones históricas de posibilidad de la actual pandemia. En otras palabras, realizar el ejercicio de pensar cómo es posible que se produjera una enfermedad que afecta de modo simultáneo a todo el planeta y, a partir de allí, preguntarnos cómo se pueden mitigar sus daños y evitar una repetición de este estado de cosas.

¿En qué aspectos profundizaron?

Durante el taller y las conferencias nos planteamos preguntas y las investigamos junto a los participantes: ¿hubo otras epidemias a lo largo de la historia de la humanidad?, ¿qué tiene de nuevo y qué tiene de característico la pandemia por el Covid-19?, ¿cuáles son los supuestos que nos trajeron a esta situación y qué es necesario cuestionar? En un sentido etimológico, la palabra "enfermedad" quiere decir falta de firmeza. La pandemia no fue la causante de todos los males. En todo caso, puso al descubierto y empeoró las desigualdades sociales, de carácter estructural, que ya existían. Por lo tanto, la idea del taller y de las conferencias fue pensar desde un lugar de diálogo, de aprendizaje, de disfrute, recurriendo bastante al arte sobre cuestiones que no tenemos bien resueltas como sociedad, que están vinculadas a la emergencia de la pandemia, cuestiones que no ignoramos totalmente, pero que muchas veces preferimos olvidar, desconocer y relativizar con costos realmente altos.

¿Qué balance realizás del ciclo de conferencias?

Para mí, poder llevar a cabo esta actividad fue una experiencia muy enriquecedora, que me ofreció la posibilidad de sistematizar algunas ideas sobre las que venía pensando hacía tiempo y que me invitó a compartirlas, siempre pensando, como hago en mis talleres, en invitar a un público amplio y diverso. Quiero decir, no necesariamente formado en filosofía y en psicoanálisis. Los intercambios que se produjeron durante las conferencias y a partir de las conferencias, con quienes me escribieron, fueron muy gratificantes.