Una noche científica que reunió a seis mil personas

El sábado 2 de noviembre, el C3 fue parte de la propuesta cultural “La Noche de los Museos” con distintas actividades para todo el público.


Una gran noche vivió el Centro Cultural de la Ciencia C3 el sábado 2 de noviembre con la participación de seis mil personas. En el marco de “La Noche de los Museos”, el C3 diseñó especialmente distintas actividades en simultáneo, para todo público, que abordaron la ciencia desde el arte, la programación, la literatura y la curiosidad, siempre la curiosidad. Una noche en la que el público eligió el C3 para divertirse.

En el auditorio, en “Desvelados por la ciencia” investigadores e investigadoras invitados presentaron temas que los desvelan en su campo de investigación como el doctor en física del Instituto de Astronomía y Física del Espacio (UBA-CONICET), Rodrigo Díaz; la doctora en Psicología de Fundación INECO, María Roca; el licenciado en Ciencias de la Computación de la UBA, Gonzalo Zabala; la doctora en Física del Instituto de Nanociencia y Nanotecnología de la CNEA, Laura Steren y la doctora en Ciencias Biológicas del Instituto de Fisiología, Biología Molecular y Neurociencias (IFIBYNE) UBA-CONICET, Edith Kordon. Con las intervenciones musicales y proyecciones audiovisuales del programador y músico, Pablo Riera.

En el laboratorio y simulando el fondo del mar, se desarrollaba “Zoom al mar” y el rol preponderante de los océanos. Con la participación del público visitante, los copilotos realizaban experimentos en peceras que representaban algún océano del mundo para conocer -de manera indirecta- cómo trabajan las corrientes cálidas y frías, la sal y la temperatura. Además, el impacto humano, que sorprendentemente vuelca 8 millones de toneladas de plástico al océano. En otras mesas, a través de microscopios, se podía observar vida microscópica y fauna marina que esconde el fondo del mar.  

Mientras, en el aula taller, “Movimiento en el agua: creación, edición y acción”, una actividad artística a cargo del ilustrador Juan Puerto, invitaba a los más chicos a continuar sumergiéndose en la vida acuática pero en esta oportunidad, a través del stop motion. Un espacio que buscó crear collages en pedacitos de video. En la bibliotecaria, "Literatura salvaje", con el ciberartista Juan Vegetal, quien relataba performáticamente el universo del fanzine de alto voltaje, que incluyó una feria de pequeñas editoriales, música experimental, muestra de historietas, y mucho más. Un viaje al centro del fanzine.

En otra aula, el taller "Arcades y robots", coordinado por Gonzalo Zabala, invitaba al público a jugar con robots y conocer el otro lado de los videojuegos como el Pac-man, programar colaborativamente.

Además, “Lugar a Dudas” siempre convocante con sus múltiples propuestas, una mejor que la otra, para compartir en familia y con amigos; “PUPS” (Pequeños universos poéticos), poemas debajo del paraguas; “IRIS”, una intervención interactiva que explora el movimiento y el sonido desde una perspectiva visual y acústica, a cargo del Laboratorio de Acústica y Percepción Sonora (LAPSo) de la Universidad Nacional de Quilmes; una sala dedicada al trabajo que realizan los científicos y científicas de IBioBA – CONICET – MPSP;  una experiencia de video 360º, a cargo del equipo de CONICET Documental, para conocer dónde trabajan los científicos nacionales en distintos puntos del país; y mucho más.

El Centro Cultural de la Ciencia abre sus puertas de viernes a domingos, de 13 a 19.30 horas. El C3 está ubicado en Godoy Cruz 2270, Ciudad de Buenos Aires. La entrada es libre y gratuita. Las entradas se retiran a partir de 1 hora antes de la actividad. Excepto las que requieren inscripción previa. Cupos limitados. Para conocer la agenda visitar http://ccciencia.gob.ar/