Un total de 156 escuelas rurales acceden por primera vez a Internet a través de ARSAT

El Plan de Conectividad a Escuelas Rurales prevé conectar más de 2200 establecimientos en todo el país.


Un total de 156 escuelas rurales ya accedieron a Internet por primera vez a partir del Plan de Conectividad a Escuelas Rurales que lleva adelante la empresa estatal de telecomunicaciones ARSAT.

El plan prevé brindar conectividad a más de 2232 escuelas rurales en todo el país a través de la instalación, por parte de ARSAT, de antenas del tipo V-SATs a partir de las cuales los establecimientos educativos acceden a internet y a la señal televisiva de los contenidos públicos digitales.

De esta manera, la conexión que brinda la empresa de telecomunicaciones a través del satélite ARSAT-2 permite que todas las escuelas rurales, independientemente de su ubicación geográfica en el vasto territorio argentino, puedan acceder a esta herramienta fundamental de comunicación.

Las 156 escuelas rurales ya conectadas de este plan, que es desarrollado de manera conjunta con el Ministerio de Educación de la Nación, se distribuyen de la siguiente manera:

  • 44 en Jujuy;
  • 8 en Chaco;
  • 13 en Corrientes;
  • 9 en Catamarca;
  • 14 en Misiones;
  • 22 en Salta;
  • 35 en Santiago del Estero;
  • 6 en La Rioja;
  • 3 en Córdoba;
  • 1 en Neuquén; y
  • 1 en Buenos Aires.

Al respecto, el presidente de ARSAT, Rodrigo de Loredo, señaló: “El acceso a las nuevas tecnologías impulsa el desarrollo social, económico y cultural de las personas, razón por la cual todos deben tener la posibilidad de acceder a las mismas, independientemente del lugar en el que habitan”.

Agregó que “la tecnología no resuelve por sí sola los desafíos de la didáctica escolar, pero es un recurso importante que contribuye a igualar oportunidades y reducir la brecha digital que existe entre los chicos que estudian en una ciudad y los que van a las escuelas rurales de nuestro país”.

“Desde el Gobierno nacional estamos trabajando para que todos los argentinos podamos estar conectados entre nosotros y con el mundo. Comenzar con nuestros niños, para equiparar sus oportunidades independientemente de donde vivan, es lo primordial”, concluyó de Loredo.