Presidencia de la Nación

Un taller con liberadas para trabajar la primera escucha y la violencia obstétrica

La directora de Programas Especiales del Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad de la Nación (MMGyD), Mariana Seghezzo, participó de un encuentro de concientización sobre primera escucha, violencia obstétrica y violencia contra la libertad reproductiva junto con integrantes de cooperativas de liberadas destinatarias de los programas Producir y Acompañar. La actividad se realizó en el marco de la Semana Mundial del Parto Respetado en articulación con la Dirección Nacional de Readaptación Social del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación (MJyDH).


"La idea de estos encuentros es habilitar espacios de intercambio entre las organizaciones y los ministerios para compartir distintas herramientas, como es la primera escucha. Queremos fortalecernos y que sigamos aprendiendo de manera conjunta a partir, también, de la demanda planteada para poder sobrellevar el trabajo territorial que llevan adelante", sostuvo Seghezzo en la apertura del taller que se llevó adelante en la sede sur del MJyDH. Junto a ella estuvieron, además, por parte del MMGyD Jimena Lacorazza, a cargo de la coordinación de Abordaje de las Violencias en Contexto de Encierro; y Mariela Osete, coordinadora de Abordaje de las Violencias contra la Libertad Reproductiva. Y, también, Fiorella Canoni, directora nacional de Readaptación Social del MJyDH.

La celebración de la efeméride de la Semana Mundial del Parto Respetado surgió en 2004 por iniciativa de la Asociación Francesa por el Parto Respetado (AFAR). Desde entonces se replica en distintos países con el objetivo de visibilizar el modo en que se atienden los partos en todo el mundo y exigir el cumplimiento de derechos vinculados al nacimiento. Este año la consigna es: "Muchas formas de parir, los mismos derechos".

En Argentina, existe un marco legal que otorga una serie de herramientas para acompañar, prevenir y sancionar las distintas situaciones que pueden tener lugar en la preparación, el parto o el post-parto. Entre ellas, la Ley Nacional de Parto Respetado N° 25.929, aprobada el 26 de agosto de 2004; la Ley N° 26.485 de Protección Integral para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres en los ámbitos en que desarrollen sus relaciones interpersonales; y la Ley Nacional 27.611/2020 de Atención y Cuidado Integral de la Salud durante el Embarazo y la Primera Infancia.

En esa línea se realizó la actividad, en formato taller, a cargo de trabajadoras de ambos ministerios. Las participantes compartieron distintas experiencias para abrir paso a la primera parte del encuentro: definir qué es la primera escucha, qué hacer ante una situación de violencia, hasta dónde acompañar, identificar actores involucradxs y qué herramientas tiene el Estado para poder acompañar en ese tipo de situaciones.

En un segundo momento, el intercambio se dio en torno a los derechos previstos en las leyes 25.929 y 26.485: acceso a métodos anticonceptivos a utilizar, derecho a decir cuándo y cuántos hijxs tener y con quién, así como tener la posibilidad de elegir de qué forma parir. A través del relato de sus vivencias definieron la violencia obstétrica como el maltrato y el trato descalificatorio y humillante para la persona parturienta. Además, identificaron la falta de información sobre los procedimientos como uno de los puntos que hace a los malos tratos en esta instancia.

Para el cierre, las funcionarias entregaron folleteria y la Guía de Recursos para Organizaciones Sociales y Comunitarias. Esta herramienta, que forma parte de la colección Recursos para la Acción de la Editorial Mingeneros, cuenta con información sobre programas y políticas del ministerio; datos de contacto y referencias para recurrir ante situaciones concretas. También allí se pueden encontrar producciones del MMGyD sobre diferentes temáticas, como la perspectiva de género y diversidad, el trabajo de cuidado, la prevención y asistencia frente a las violencias por motivos de género.

Los programas Acompañar y Producir están destinados a mujeres y LGBTI+ en situación de violencia y son parte de las medidas del Plan Nacional de Acción contra las Violencias por Motivos de Género (2020-2022). Por un lado, el Acompañar, tiene como objetivo fortalecer la independencia económica de mujeres y LGBTI+ en situación de violencia de género, a través de un apoyo económico y psicosocial. El Programa Producir, por otro lado, consiste en un apoyo económico y técnico para proyectos productivos de organizaciones comunitarias, tengan o no personería jurídica.

Scroll hacia arriba