Un proyecto de SENAF garantiza el acceso al agua potable a comunidades originarias en Salta

Por medio de un camión cisterna, se abastece a 272 familias con 272.500 litros de agua segura por mes en el Municipio de Santa Victoria Este.


Un camión cisterna distribuye agua potable a niñas, niños y sus familias de las comunidades de pueblos originarios ubicadas en el Municipio de Santa Victoria Este, de la provincia de Salta.

El proyecto es financiado por la Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia (SENAF) del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación y se realiza junto a la Parroquia San Ignacio de Loyola, dando respuesta a cuestiones de higiene y salubridad que afectan especialmente a niñas, niños y adolescentes.

En un mes, el camión “La Samaritana” distribuye un promedio de 272.500 litros de agua para su consumo seguro a 272 familias y, esencialmente, a niños y niñas. Para hacerlo, recorrió más de 1.387 kilómetros.

El proyecto comenzó a tomar forma a comienzos del año, producto de la situación sociosanitaria en parte derivada de la escasez de agua en la zona. Desde la Dirección Nacional de Promoción y Protección, de la Subsecretaría de Derechos para la Niñez, Adolescencia y Familia de la SENAF, en conjunto con el Obispado de la Nueva Orán, se coordinó el proyecto destinado a acercar agua potable a más de 17 mil ciudadanas y ciudadanos Wichi, Chorote, Toba y Qom, distribuidos en más de 170 comunidades a lo largo del monte chaqueño, algunas situadas a más de 150 kilómetros de distancia del pueblo de Santa Victoria Este.

Así, se gestionó el suministro de un camión cisterna transportador de agua potable a fin de dar respuesta a las necesidades de estas comunidades. Con la implementación de esta nueva modalidad, las chicas y los chicos y sus familias acceden a un bien imprescindible a través de la acción de un Estado presente y activo.