Un nuevo Estado para la pos pandemia

Eugenio Raúl Zaffaroni participó de encuentro virtual con Consejo Consultivo de INAES.


El jurista Eugenio Raúl Zaffaroni (juez de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, Profesor Emérito de la Universidad Nacional de Buenos Aires y miembro de la Corte Suprema de Justicia de la Nación entre 2003 y 2014) fue invitado a participar de la reunión del Consejo Consultivo Honorario del INAES realizada el 13 de octubre, con el objetivo de exponer una mirada sobre el derecho y la justicia en el marco amplio de la Economía Social y Solidaria (ESyS) que promueve el Instituto.

“El derecho es lucha”, señaló el juez como idea central respecto a desde dónde concebir la justicia, agregando que la ESyS es la que va permitir un nuevo mundo ya que los grandes cambios se dan "microsocialmente".
Durante el diálogo Zaffaroni abordó el retroceso de los derechos humanos (DDHH) en distintos puntos de América Latina, expresado por medio de la represión a las protestas contra el neoliberalismo y la primacía de la fuerza como forma de ejercer el poder. “No sabemos hasta qué punto esta población va a resistir. Es necesario que luego de esta crisis surja un nuevo modelo de Estado. Tenemos que empezar a pensarlo. Para eso tendremos que repensar las instituciones también y el ejercicio del poder. Una Constitución, un modelo de DDHH, una nueva organización continental”. De esta forma, retomó la idea del derecho como lucha, al indicar que si bien observa un retroceso, desde su perspectiva no hay quietud sino movimiento en esa línea.

“Para la pospandemia tenemos que pensar un nuevo modelo de Estado y la ESyS es uno de esos capítulos. Mayor igualdad requiere necesariamente de solidaridad”, indicó, a la vez que explicó que para esto es necesario promover relaciones horizontales y de reciprocidad. “El Estado solidario desarmaría los monopolios y volvería a fomentar un capitalismo productivo en la medida nacional. Repensar las instituciones y un Estado que tiende a resolver conflictos en vez de agudizarlos. No es sencillo pero me parece que por ahí tenemos que ir pensando cómo recomponer el aparato productivo”.
“A través de algunos remiendos de la estructura judicial nuestra es más factible que el INAES pueda tener más accesibilidad para acompañar los procesos necesarios para desarrollar esta ESyS. Primero hay que cambiar la institucionalización, luego, con ese escenario, promover esta tercer economía será más factible”, señaló.

Respecto del futuro de la región indicó que necesita nuevos movimientos con ideología atrás porque “nuestras sociedades sufren de un modelo impuesto desde el capitalismo financiero con un 30% de incluidos y un 70% de excluidos a los que hay que contener para que no molesten. Para nosotros lo primero es el derecho al desarrollo progresivo, históricamente y como urgencia. No hay desarrollo progresivo sin independencia”, mencionó.
En cuanto al rol de los nuevos movimientos sociales, que tienen como centro a la comunidad, explicó que se trata de “una especie de retorno a los lugares más pequeños, como unidades de transformación. Los cambios institucionales tienen que ver con el empoderamiento de las manifestaciones terciarias del Estado, que son los Municipios”.