Un joven fue repatriado desde Paraguay como resultado de una intervención del CAJ de Corrientes

Un trabajo intenso y articulado entre organismos permitió que Walter Candia pueda regresar con su familia y que pueda disponer de un tratamiento médico.


El Centro de Acceso a la Justicia de Corrientes, en articulación con la delegación de INADI, el Consulado de Paraguay y Migraciones lograron, a través de un trabajo conjunto repatriar a un joven correntino que se encontraba en situación de vulnerabilidad en la ciudad de Asunción, Paraguay.

Tras la denuncia de los padres del joven, la coordinadora de programa Red Corrientes de Derechos Humanos, Hilda Presman, solicitó al CAJ que intervenga en la causa para localizar y resguardar a Walter Candia, hermano mayor de Kevin Candia, el joven asesinado el 21 de abril de 2020 en la Unidad Penal Nº 1 correntina.

“Walter se encontraba trabajando en Asunción cuando se entera la muerte de su hermano y por el cierre de fronteras no pudo ingresar al país para despedirse de Kevin. Ahí cae en un pozo depresivo del que no pudimos sacarlo, hasta que en diciembre del año pasado Walter queda en la calle y ni siquiera tenía teléfono para poder ubicarlo”, recuerda Maura Érika, la mamá de Walter.

Alt text

Juan Helman, coordinador del CAJ de Corrientes señaló que la gestión entre todos los organismos se logró en tiempo récord: “Un viernes a la mañana comenzamos a tramitar la repatriada. Al otro día a la noche ya teníamos la noticia de que Walter estaba resguardado en el Consulado de Paraguay. Y el domingo junto a la Dirección Nacional de Migraciones iniciamos el permiso para ingresar por la frontera”, sostiene el coordinador del CAJ. Para llevar a cabo la repatriación se trabajó en forma permanente con el INADI Corrientes, con el coordinador del CAJ de Clorinda (Formosa), Orlando Costadoni, y con el Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE), organización social que estaba en contacto con la familia de Walter desde el asesinato de Kevin.

Desde el primer día de consulta y durante todo el proceso, el equipo multidisciplinario compuesto por profesionales del derecho, la psicología y el trabajo social acompañó a la familia para brindarle un servicio integral que garantice sus derechos.

"Nosotros como CAJ de Corrientes estuvimos presentes minuto a minuto para coordinar cada movimiento que se hacía: desde el traslado de Walter a la frontera, los permisos, la documentación y hasta el PCR negativo en Migraciones. Además, ya en el país, el equipo del CAJ de Clorinda lo espero en la frontera, y la organización social brindó un auto con un chofer que fue escoltado por las fuerzas de seguridad de Formosa hasta la salida de la provincia. Y finalmente lo esperamos a Walter con su familia en Resistencia para llevarlo a Corrientes capital para que pueda ser atendido", detalló Helman.

Esta serie de gestiones realizadas en contexto de pandemia requirió de un trabajo intenso que logró que Walter en solo cinco días regresara con su familia, y además permitió que reciba asistencia médica por su estado de salud crítico tras vivir varios meses en situación de calle.

“El CAJ me dio contención no solo en lo de Walter sino cuando perdí a mi hijo Kevin. En todo momento Juan [coordinador del CAJ] estuvo conmigo por si necesitaba algo. Como mamá pude reclamar mi derecho porque a veces estamos limitados a poder hacerlo, al menos acá en Corrientes”, sostuvo Maura Érika, la mamá de Walter.