Un encuentro para seguir pensando el rol de los y las jóvenes en la política y la sociedad de nuestro país

En el marco del Día Nacional de la Juventud y cuando se cumplen 44 años de “La Noche de los Lápices”, el secretario de Derechos Humanos de la Nación, Horacio Pietragalla Corti, participó del ciclo de charlas Juventudes en Movimiento.


El encuentro llamado “Juventudes presentes con memoria. La participación estudiantil ayer y hoy”, contó también con la presencia del ministro de Educación, Nicolás Trotta y de Macarena Sánchez, directora del Instituto Nacional de las Juventudes (INJUVE), y con los testimonios de Emilce Moler – sobreviviente – y de Leonardo Fossati, hijo de desaparecidos.

La charla tuvo como eje trazar un recorrido desde uno de los hechos más emblemáticos del Terrorismo de Estado, en el que estudiantes de colegios secundarios fueron secuestrados, torturados y asesinados por la dictadura cívico-militar cuando reclamaban el acceso al boleto estudiantil hasta el actual rol de los y las jóvenes y Centros de Estudiantes en democracia.

En la apertura, el ministro Trotta destacó la importancia de trabajar en una pedagogía de la memoria que permita conocer nuestra historia reciente sobre hechos que continúan interpelándonos en el presente, como son la lucha de Abuelas y Madres de Plaza de Mayo y la tarea de los Sitios de Memoria. “Estamos trabajando junto con la Secretaría de Derechos Humanos y el Ministerio de Justicia y DDHH de la Nación para incorporar la temática a las aulas. La educación es el derecho que nos permite pensar y construir otros derechos. Necesitamos una sociedad que siempre sea rebelde para el armado de una mejor Argentina con verdadera justicia social”, declaró.

Luego, el secretario Pietragalla Corti instó a que las inquietudes que surgen en los Centros de Estudiantes y otros espacios de participación sean transmitidas a la política con el objetivo de generar un modelo que amplíe derechos. En este sentido, el funcionario señaló que: “Hoy recordamos a jóvenes que participaban políticamente y por eso fueron perseguidos. En América Latina siempre luchamos contra el mismo enemigo, antes era a través de los golpes militares y hoy del Lawfare. Nuestro enemigo está en contra de un país soberano, independiente y con igualdad social, por eso la defensa de los derechos humanos tiene que estar en nuestros jóvenes”.

A su turno, la directora de INJUVE, agradeció la participación de los funcionarios, sobrevivientes y de los y las jóvenes en este encuentro, y se comprometió a seguir trabajando desde el Instituto por la democracia y la reparación de derechos. “Deseo y creo que las próximas generaciones van a reconocer que aquellas luchas sentaron las bases para la justicia social”, expresó.

El encuentro contó además con los testimonios de Leonardo Fossati, hijo de desaparecidos y actual coordinador del Espacio para la Memoria donde funcionó la Comisaría 5ta en La Plata y de Emilce Moler, una de las sobrevivientes de La Noche de los Lápices.

Fossati inició su alocución relatando la restitución de su identidad en 2005 y reivindicó el rol de las Abuelas y Madres de Plaza de Mayo, que comenzaron su búsqueda en épocas de dictadura. “Ellas nos enseñaron a militar y luchar a pesar de desconocer qué puede venir después”, afirmó y llamó a que los jóvenes puedan ser la garantía de una continuidad en la búsqueda por alcanzar una sociedad con más derechos.

Por último, Emilce Moler hizo hincapié en la necesidad de que se enseñe de manera curricular qué fue el Terrorismo de Estado y agradeció que a pesar de la virtualidad con la que se conmemora este día, pueda contar su experiencia a jóvenes de todo el país. “Cuando decimos Nunca Más es Nunca Más para el fortalecimiento de la democracia”, finalizó antes de dar lugar a las preguntas de los y las jóvenes que participaron del encuentro.