Un campeonato de fútbol femenino con fines preventivos


En articulación con el área de Deportes de Lanús, la Secretaría de Políticas Integrales sobre Drogas de la Nación Argentina (SEDRONAR) llevó adelante la “Liga Municipal de Fútbol Femenino”, que tuvo como finalidad promover la actividad deportiva, desde una lógica de restitución de derechos, para la prevención del consumo problemático de sustancias.

“Con esta iniciativa las mujeres pueden realizar una práctica deportiva que mejora la calidad de vida y a su vez potencia actividades saludables. Esta propuesta permite que el equipo de profesionales pueda trabajar con las adolescentes tanto la prevención de los consumos problemáticos de sustancias como el desarrollo de un proyecto de vida”, señaló la subsecretaria de Abordaje Territorial de la SEDRONAR, Lidia Saya.

El año pasado, el Dispositivo Integral de Abordaje Territorial (DIAT) de la SEDRONAR en Lanús y la cartera de Deportes de ese municipio comenzaron a trabajar este programa piloto, gratuito e inclusivo, que contó con la colaboración del Ministerio de Salud y Desarrollo Social de la Nación. Inicialmente, más de 200 mujeres conformaron 20 equipos y este año, se sumaron otras 200, alcanzando así un total de 28 equipos.

Este primer campeonato femenino, se desarrolló a lo largo de 13 fechas en tres sedes diferentes: el Parque General San Martin; el Parque Eva Perón y el Polideportivo Adila, y el domingo pasado se jugó la gran final de esta liga femenina. De esta manera, a través del deporte y la recreación, se consagró así el cierre de un proyecto anual con mujeres de distintos clubes y barrios, para la creación de un espacio de inclusión social.

“Pensamos al deporte como un recurso que nos permite conocer y acompañar a estas mujeres en las problemáticas que las acontece, ya sea del orden de los consumos problemáticos así como también situaciones de violencia de género y otras cuestiones que las aquejen”, explicó la directora del DIAT, Verónica Giachino.

A través de esta iniciativa, se busca fomentar no sólo que las jóvenes jueguen al fútbol, sino también el trabajo en equipo, la sana competencia, el control de los impulsos, y además, promover el cuidado del cuerpo y hábitos de vida saludable. Asimismo, esta propuesto busca posicionar a la mujer frente a los estigmas culturales, disputando espacios que antes estaban reservados a los hombres, y propiciar así el acceso al deporte, desde una lógica de restitución de derechos.

El DIAT de la SEDRONAR, no solo acompañó a las jóvenes en cada jornada futbolística sino que, en cada encuentro previo a la fecha, propició las condiciones a fin de que el deporte no soporte cuestiones ligadas a otro orden. De este modo, al acompañar semanalmente “fuera de la cancha” posibilita la verbalización de los conflictos que otrora “mancharían la pelota”.