[Tucumán] Una usina de proyectos comunitarios nace en la capital tucumana

San Miguel de Tucumán se sumó a los Núcleos Promotores de las Mesas de Asociativismo y Economía Social.


Hace dos semanas San Miguel de Tucumán, el municipio más densamente poblado de la Argentina, se sumó a los Núcleos Promotores de las Mesas de Asociativismo y Economía Social que impulsa el INAES. La presentación oficial marca una nueva etapa en este entramado colectivo que llevaba varios meses de trabajo previo para reunir a las 64 organizaciones que hoy la componen. La gran cantidad de proyectos que se plantearon en esa presentación es una buena muestra de las posibilidades que presenta la comunidad organizada.
“Cuando Mario Cafiero vino a Tucumán a presentar el proyecto de INAES en las Calles, nos entusiasmó la idea y empezamos a ver cómo se podía encauzar la semilla de la Mesa de Asociativismo. Por nuestra actividad con cooperativas y mutuales ya teníamos de base unas 20 organizaciones con las que veníamos trabajando, pero el desafío era ampliar el espectro a la mayor cantidad de organizaciones posibles”, relata Víctor Cuevas, Consejero Nacional del Instituto Movilizador de Fondos Cooperativos (IMFC) y uno de los referentes de la Mesa de la capital tucumana.
Luego de una convocatoria amplia a los distintos sectores asociativos del municipio, se logró formar un Núcleo Promotor de 18 cooperativas, 18 mutuales, 3 federaciones, 4 gremios, 3 facultades, una universidad privada y otras 17 entidades de distinto origen que se fueron sumando a la convocatoria inicial.
“Tenemos la suerte de que hay muches jóvenes que se suman con una motivación muy fuerte y son la locomotora de los proyectos que empiezan a aparecer”, señala Cuevas. Un ejemplo de este impulso es la propuesta de Celeste Lugones, del Comedor Comunitario Nube de Colores, que preparó un formulario para iniciar un catálogo de organizaciones que sirva para que se conozcan mejor hacia el interior de la Mesa, para analizar potencialidades y debilidades del grupo y para la presentación hacia afuera cuando interactúan con actores locales.
“La Mesa reúne a organizaciones que veníamos trabajando desde antes, pero también nos sorprende la cantidad de las que ni sabíamos de su existencia y con las que podemos pensar en fortalecer la economía social porque cuanto más nos sumemos, tendremos más fuerza”, sostiene Cuevas.

Los proyectos
Entre los proyectos que están empezando a idear en San Miguel, se destaca el de crear un Mercado de la Economía Social, mediante un entramado de mercados de cercanía con los pueblos cercanos a la capital provincial para el abastecimiento popular y el desarrollo de los pequeñes productores de frutas, hortalizas, pollos, cerdos y otros alimentos de producción local. El jueves 19 se inició la primera etapa del proyecto con una reunión conjunta de la Mesa de San Miguel con la de Yerba Buena.
Otra propuesta que aparece en la agenda de los tucumanos es la de promover un presupuesto participativo para que una parte de los fondos públicos tengan una aplicación consensuada con actores de la comunidad organizada en temas que se pueden definir a partir de las necesidades sociales que aparezcan como prioritarias. En ese sentido, ya se está elaborando un borrador de un proyecto para presentar en el Consejo Deliberante local con la idea de abrir el debate sobre esta propuesta.
“Hay muchas cosas por hacer, queremos atender el tema de los merenderos populares en los barrios vulnerables, pero también hay otros emergentes como la necesidad de apoyar la creación de nuevas cooperativas y apuntalar la capacitación y formación en la gestión de las organizaciones, es un punto muy importante para el fortalecimiento de esos espacios, hay mucha avidez porque se organice un programa que atienda ese reclamo”, explica Cuevas.
Hay más. Otro aspecto que interesa a la Mesa es trabajar para que las mujeres ocupen un lugar mucho más representativo en la conducción de las organizaciones e impulsar el reconocimiento de las escuelas cooperativas y su rol social pidiendo que no se las considere parte de la educación privada. En esa tarea esta la Federación de Cooperativas Educativas de Tucumán, integrante del Núcleo Promotor, que reúne a las 12 escuelas de gestión social de la capital provincial.
“En el Gran San Miguel de Tucumán vive el 80 por ciento de los habitantes de la provincia. Eso la convierte en el centro del norte del país por su consumo de bienes y servicios y su potencial económico. Cuando nos propusimos fomentar el Núcleo Promotor con Amalia queríamos que estén representados todos los sectores. Eso permite pensar en un entramado amplio que atienda las necesidades sociales que van apareciendo, construyendo aún dentro de las diferencias ideológicas y culturales que también aparecen”, analiza Alfredo Grassia, delegado territorial de INAES enTucumán, quien acompaña la formación del NP de San Miguel junto a Amalia Jimenez, representante de INAES en el NOA.