Presidencia de la Nación

Tucumán: Tareas a campo por hidatidosis en predios familiares del paraje Anfama

El Senasa continúa participando de esta acción sanitaria junto a otras instituciones públicas en zonas de alta montaña.



San Miguel de Tucumán - El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) participó de la implementación del Plan Provincial de Control de Hidatidosis en el Paraje Anfama, ubicado a más de 1.800 metros de altura en la zona de alta montaña tucumana.

El proyecto fue aprobado meses atrás por la Unidad Ejecutora Provincial de la Ley Ovina/Caprina y es implementado por la Mesa de Hidatidosis provincial, que integra el Senasa junto a otras instituciones del Estado nacional, provincial y local.

Profesionales que integran la Mesa de esta zoonosis visitaron la escuela multinivel local –que, según sostiene el maestro Emilio, para llegar caminando o a caballo lleva 4 horas y media, desde la capital provincial- y realizaron actividades de capacitación dirigidas a alumnos y alumnas de la escuela y a productoras y productores de la zona.

La mayoría de las familias que habitan estos territorios pertenecen a distintas comunidades de pueblos originarios, por lo que la planificación del trabajo contó con el aporte de sus organizaciones. Como es el caso de Teresa, productora de la comunidad indígena diaguita de Anfama, quien explicó: “El cacique nos ha citado. Vengo de la parte que llaman El Sunchal, a más de una hora y media o dos a caballo”.

Los profesionales abordaron temáticas relacionadas con la sintomatología, transmisión y control de la hidatidosis y además, visitaron productores y productoras para la entrega de botiquines sanitarios, tareas de control clínico de los integrantes de las familias y se tomaron muestras de materia fecal de perros para detectar esta parasitosis en el posterior análisis en laboratorio.

"Las familias de la zona viven de lo que producen, hacen intercambios, poseen animales de granja y es importante que nosotros como Estado estemos presentes para asegurar que puedan producir y que tengan la disponibilidad de los alimentos que ellos mismos producen y que los mismos sean inocuos, que no les generen ningún perjuicio a la salud. Las enfermedades no distinguen entre la ciudad y el campo, y por eso tenemos que inculcar las buenas prácticas en la producción y en la faena”, sostuvo el veterinario del Centro Regional NOA Sur del Senasa, Martín Valinotti.

En cuanto a la hidatidosis, el veterinario supervisor de Zoonosis del Sistema Provincial de Salud Integrado (SIPROSA) de la provincia de Tucumán, Luis De Chazal, explicó que “en la zona hay producción de ovinos, que está muy relacionada con esta zoonosis ya que se transmite de los perros a las ovejas y de forma accidental la adquirimos nosotros. La enfermedad se adquiere generalmente del ambiente: al hacer las carneadas y darle las vísceras a los perros, si esas vísceras poseen quistes hidatídicos, son eliminados por los perros y ahí se completaría el ciclo”.

La importancia del trabajo articulado entre las instituciones del Estado fue rescatada por la referente de Agricultura Familiar del Centro Regional NOA Sur del Senasa, Nidia Juri: “Todas las instituciones hablamos el mismo idioma, y por eso la llegada al territorio con un trabajo articulado y coherente fortalece aún más las acciones”.

“Todos los integrantes de la mesa consideramos muy importante que este tipo de trabajo no se discontinúe. Sólo de esa manera las comunidades transformarán sus maneras de hacer y para cuidar la salud de la población y la sanidad de los rodeos”, dijo.

Se prevé continuar con el plan de trabajo para 2023 en otras localidades tucumanas como Mala Mala, Chasquivil, San José de Chasquivil, Ancajuli, La Ciénaga y Cumbre del Matadero.

Estuvieron presentes profesionales de la Dirección de Ganadería de Tucumán, del Instituto Nacional de la Agricultura Familiar, Campesina e Indígena (INAFCI), de Ley Ovina y Ley Caprina provincial, del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), de la Facultad de Agronomía, Zootecnia y Veterinaria de la Universidad Nacional de Tucumán (UNT), además de SIPROSA y del Senasa, junto a docentes y directivos de la Escuela de Anfama y profesionales del área de escuelas rurales del Ministerio de Educación de la provincia de Tucumán.

Noticias relacionadas

Tucumán: Abordaje integral de la Hidatidosis en predios de alta montaña

Scroll hacia arriba