Trotta participó de un seminario sobre Educación Universitaria y políticas públicas

Seminario virtual “Webinar: Educación universitaria y políticas públicas”


En el marco del seminario virtual “Webinar: Educación universitaria y políticas públicas”, el ministro de Educación de la Nación Argentina, Nicolás Trotta, participó con su par de Perú, Martín Benavides Abanto, para dialogar sobre las propuestas en desarrollo y los desafíos que conlleva la pandemia por COVID- 19 en ambos países latinoamericanos. El encuentro estuvo organizado por la Red de Asociaciones Latinoamericanas y Caribeñas de Universidades Privadas (REALCUP).

La actual crisis sanitaria que ha afectado a más de 188 países nos ha obligado a adaptar nuestras formas de vivir y relacionarnos. En el sector educativo, las instituciones han debido suspender la actividad presencial y asumir un formato de educación remota de emergencia. En educación superior, conforme a los datos relevados por IESALC/UNESCO (abril 2020), más del 98% de la población de estudiantes y profesores de América Latina ha sido afectada por estos cierres.

Trotta celebró la organización de espacios de intercambio entre países, destacó la importancia del diálogo entre los países de la región y elevar a las mesas de negociación internacionales la voz de América Latina. En este contexto, el titular de la cartera educativa nacional, señaló: “Este tiempo puso sobre la mesa las enormes desigualdades que atraviesa nuestra región y nuestros sistemas educativos y también, la necesidad de las mejoras que tenemos que realizar. Sabemos que tanto las escuelas como las universidades no volverán a ser las mismas que teníamos en marzo, pero debemos aprovechar estos momentos difíciles para hacer las transformaciones que la educación necesita”.

En cuanto a las instituciones universitarias en Argentina, el titular de la cartera educativa explicó: “En lo que respecta a la producción de conocimiento y su uso comunitario, rápidamente las universidades se volcaron a atender desde distintas aproximaciones los efectos de la pandemia: atención primaria de salud, investigación sobre el COVID-19, producción de insumos (alcohol en gel, sanitizantes, respiradores), campañas de promoción comunitaria, entre otras acciones”, y afirmó: “en el proceso de virtualidad, las universidades se convirtieron en instituciones con gran capacidad de adaptación y pudieron resolver, en poco tiempo y con escasas herramientas, una situación inesperada”.

“Es necesario contar con Estados inteligentes que puedan garantizar el acompañamiento necesario en todas las áreas afectadas; así como también la construcción de sistemas educativos más resilientes e inclusivos, y asegurar una formación docente adecuada que aborde la brecha digital”, concluyó el ministro.