Trotta conversó con la ministra de Educación de Italia acerca del retorno a clases presenciales en ese país

El ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta mantuvo una videoconferencia con la ministra de Educación de Italia, Lucía Azzolina y el embajador de Italia en Buenos Aires, Giuseppe Manzo.


El ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, y el secretario de Cooperación Educativa y Acciones Prioritarias, Pablo Gentili, mantuvieron una videoconferencia con la ministra de Educación de Italia, Lucía Azzolina y el embajador de Italia en Buenos Aires, Giuseppe Manzo, para conocer en profundidad la situación en las escuelas del país europeo que, el pasado 14 de septiembre, reabrieron sus puertas en 13 de las 20 regiones dando inicio al ciclo lectivo 2020/2021.

El titular de la cartera educativa nacional expresó: “Para nosotros la experiencia del sistema educativo italiano es muy valiosa. En Argentina todavía estamos pasando un momento de mucha complejidad en cuanto a la circulación y los contagios. Estamos trabajando en un proceso de regreso a las clases presenciales, hemos logrado volver en cinco provincias, aunque en tres de ellas hubo que retroceder por los cambios en la realidad epidemiológica de esos lugares. Sería muy interesante conocer si en Italia se ha construido algún tipo de indicador objetivo vinculado a lo que es el regreso o no de las actividades escolares, ya que en nuestro país tenemos distintas realidades epidemiológicas según la provincia, entonces estamos tratando de construir algún exponente que le dé certeza a los estudiantes, familias y docentes que tendrán un retorno seguro a las aulas”.

Por su parte, la ministra de Educación italiana aseguró que no construyeron ningún indicador objetivo y explicó: “Las escuelas italianas son los ambientes más protegidos, porque las reglas son más rígidas que fuera de ellas. Tanto estudiantes como docentes deben usar el tapabocas y estar a un metro de distancia, son reglas impuestas para protegerlos. Estamos realizando un monitoreo con un “referente Covid” dentro de cada escuela que se encarga de detectar a personas con síntomas para activar los protocolos de seguridad. Además se está llevando adelante un monitoreo muy cercano para ver si se produce o no un aumento de casos vinculado a la reapertura de las escuelas”.

En Italia, 5,6 millones de estudiantes de establecimientos públicos y privados han reiniciado sus estudios, mientras que los restantes 2,9 millones -que viven principalmente en las regiones del sur del país- lo harán a partir del 24 de septiembre. Sin embargo, Azzolina hizo referencia durante la reunión a algunas dificultades que se han experimentado en este retorno a las escuelas: “Hemos detectado ciertos inconvenientes como la falta de bancos individuales y de profesores para cubrir las vacantes existentes, a causa de que muchos de ellos son altamente vulnerables al COVID-19. Además, varios institutos no han conseguido contar con los espacios necesarios para poder asegurar el distanciamiento social entre los estudiantes”.

Por otra parte, las autoridades argentinas e italianas aprovecharon la comunicación para dialogar sobre posibles líneas de acción y acuerdos en materia de cooperación educativa entre ambos países. Entre los asuntos conversados, se acordó buscar fortalecer los programas y convenios ya existentes y avanzar con el proyecto de Acuerdo de Reconocimiento de Títulos Universitarios.