Triaca se reunió con el Director General de la OIT y analizaron la política laboral argentina


El ministro de Trabajo, Jorge Triaca, se reunió con el máximo responsable de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), Guy Ryder, en el marco de la 105° Conferencia Internacional del Trabajo, encuentro en el cual participan representantes de los 187 miembros de la OIT. Ambos funcionarios analizaron la política laboral del gobierno argentino, la situación del trabajo infantil y la agenda internacional sobre esta temática.

Al finalizar la reunión, el responsable de la cartera laboral argentina aseguró que nuestro país está “comprometido con el derecho laboral y los nuevos desafíos de la economía global”. Durante el diálogo que mantuvieron en Ginebra, Suiza, donde se realiza el encuentro, ultimaron detalles sobre la Conferencia Mundial contra el Trabajo Infantil que se desarrollará en Argentina el próximo año.

Además dialogaron acerca del proyecto de Primer Empleo que el Gobierno envió al Congreso para facilitar la inserción laboral de los más jóvenes, y acordaron avanzar de forma conjunta en la reducción del trabajo informal.

“La Argentina tiene un desafío para resolver un problema estructural de pobreza, un país que tiene muchas oportunidades pero que no ha logrado resolverlo, y es ahí donde está puesto nuestro foco. Creemos que se resuelve con la generación de trabajo y para hacer eso necesitamos construir confianza, y la confianza se construye entre países” afirmó Triaca.

Dentro de la comitiva argentina, participan por la Superintendencia de Riesgos del Trabajo, el Gerente General, Guillermo Arancibia, y el jefe del Departamento de Relaciones y Vinculación Internacional, Sebastián Velesquén.

La edición 105° de esta reunión anual, que finalizará el próximo 10 de junio y cuyo lema este año es “Construir Futuro con Trabajo Decente”, tiene como ejes fundamentales en su agenda, el tratamiento del trabajo en las cadenas mundiales de suministro –es decir, los procesos involucrados para satisfacer las necesidades de consumo-, y la confección de políticas tendientes a fortalecer el trabajo decente para la paz, la seguridad y ante los desastres naturales.