Tratamiento de residuos patogénicos: Cabandié recorrió una planta y firmó un convenio

Atento al incremento de volumen de estos desechos a raíz de la pandemia, el Ministerio de Ambiente articula acciones para atender la contingencia.


El titular de la cartera de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Juan Cabandié, visitó en José León Suárez la planta Arcillex, la que instaló una celda sanitaria de emergencia que permite la recepción de residuos patogénicos previamente tratados. El funcionario nacional también avanzó en la cooperación técnica en relación al tratamiento de residuos hospitalarios, mediante la firma de un convenio con la Cámara Argentina de Industrias para la Protección Ambiental (CAITPA).

En un predio de la empresa Arcillex se instaló una celda especial para la recepción de residuos patogénicos previamente tratados ante una mayor generación de estos desechos a causa de la atención de pacientes por COVID-19. La misma se encuentra aislada del resto de la producción y con los elementos de protección correspondientes para sus trabajadores.

Esto va en línea a la Resolución 99/2020 mediante la cual el Ministerio articula con las provincias, nucleadas en el Consejo Federal de Medio Ambiente, el relevamiento de la capacidad instalada de los operadores de residuos patogénicos en las distintas jurisdicciones.

El ministro nacional estuvo acompañado por el secretario de Control y Monitoreo Ambiental, Sergio Federovisky, y representantes de la empresa.

Luego de la recorrida, Cabandié y Gustavo Solari, presidente de CAITPA, refrendaron un acuerdo que prevé el aumento de la capacidad instalada de tratamiento de residuos identificados como Y1. Estos son desechos clínicos resultantes de la atención médica prestada en hospitales, centros médicos y clínicas para salud humana y animal. Asimismo, la mencionada cámara se comprometió a poner a disposición un plan de contingencia y a realizar las modificaciones necesarias en el marco de la actual emergencia sanitaria.

El acuerdo implica que las plantas destinadas al tratamiento de residuos peligrosos puedan tratar eventualmente residuos patogénicos ante una mayor demanda en el marco de la actual pandemia. Esto aumenta de manera considerable la capacidad de tratamiento de este tipo de residuos en todo el país y facilita la cooperación entre provincias.