Presidencia de la Nación

Tratamiento con nanopartículas magnéticas para desprendimiento de retina

Investigadores del Laboratorio de Resonancias Magnéticas de la Gerencia de Física del Centro Atómico Bariloche (CAB), en conjunto con oftalmólogos, patólogos oculares, físicos y bioquímicos, desarrollaron un tratamiento innovador para tratar esta patología.


Roberto Zysler es doctor en física y se desempeña como investigador superior del CONICET en la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) y como profesor del Instituto Balseiro (IB). Coordina un novedoso desarrollo con nanopartículas magnéticas que tiene como objetivo la búsqueda de una alternativa a la cirugía tradicional para el desprendimiento de retina.

Roberto Zysler es doctor en física y coordina en la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) y el Instituto Balseiro (IB) un novedoso desarrollo con nanopartículas magnéticas que tiene como objetivo la búsqueda de una alternativa a la cirugía tradicional para el desprendimiento de retina
Roberto Zysler coordina en la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) y el Instituto Balseiro (IB) un novedoso desarrollo con nanopartículas magnéticas como alternativa a la cirugía tradicional para el desprendimiento de retina

La intervención convencional, que trabaja a partir de una burbuja de gas que mantiene la retina en su lugar, no resuelve de forma definitiva los casos en los que la lesión se encuentra en la parte inferior del ojo, por lo que muchas veces el paciente tiene que recurrir a nuevas operaciones, ya que la retina se rompe nuevamente.

La técnica desarrollada por un grupo interdisciplinario se aplica con un nuevo dispositivo y consiste en colocar un imán por fuera del ojo y detrás de la lesión, inyectando nanopartículas magnéticas dentro del mismo, siendo atraídas por el imán, desplazándola y ubicándola en su lugar, para mantenerla en posición hasta su recuperación. Luego de veinte días de realizada la intervención se retira el imán y las nanopartículas pasan al sistema circulatorio y se eliminan a través del riñón.

Trabajos en el laboratorio de Física Médica de la CNEA en el Centro Atómico Bariloche
La técnica consiste en colocar nanopartículas magnéticas, desplazándolas con un imán para mantener la retina en posición hasta su recuperación

“La diferencia principal respecto a otros tratamientos actuales, que no brindan resultados efectivos en los casos de desprendimientos de retina inferior del ojo, es la efectividad del magnetismo para posicionarla, además de no presentar los problemas habituales para el paciente, quien regresa a su vida normal luego de unos minutos de intervención con la visión plenamente recuperada”, señala Zysler.

Actualmente este procedimiento de investigación se encuentra en la fase I de ensayo clínico en humanos, habiendo obtenido resultados óptimos. El doctor en Física menciona que “esta fase es muy importante porque nos permite reformular la dirección y apostamos a que se pueda pasar a las fases II y III para llegar cuanto antes a brindar la cura a los pacientes”.

Por este desarrollo, Roberto Zysler fue distinguido en noviembre de 2017 por la Comisión de Ciencia y Tecnología del Senado de la Nación con la “Mención de Honor al Valor Científico”, que busca reconocer, federalizar y visibilizar a todos quienes con su aporte al sector científico y tecnológico nacional permitan consolidar una visión innovadora que favorezca al desarrollo estratégico del país.

Otras Aplicaciones

Además de la línea de estudio en medicina para el tratamiento de desprendimiento de retina y la hipertermia magnética para patologías tumorales, existen infinitas aplicaciones de investigación básica en magnetismo orientadas a la tecnología y a la industria, en dispositivos como discos rígidos, imanes, motores y núcleo de bobinas. También se utiliza actualmente en algunos kits de diagnóstico para COVID-19, que contienen concentraciones de material genético con nanopartículas magnéticas.

Más información sobre las investigaciones de la Gerencia Física en el micrositio del Centro Atómico Bariloche.

Scroll hacia arriba