Transición energética y recuperación de la actividad: los desafíos que abordó la reunión anual de OLADE

La Argentina participó de la 50° reunión de la Organización Latinoamericana de Energía (OLADE). Estuvo representada por el subsecretario de Planeamiento Energético, Javier Papa, quien detalló las políticas públicas realizadas para mitigar los efectos de la pandemia en el sector y garantizar la seguridad energética de los sectores vulnerables.


Ministros, Secretarios y otras autoridades de sus veinte países miembro participaron de la quincuagésima reunión anual de la Organización Latinoamericana de Energía (OLADE). La actividad se llevó a cabo en modalidad virtual y estuvo centrada en los efectos de la pandemia de Covid-19 y los desafíos y mecanismos para impulsar la recuperación del sector energético.

Por parte de la Argentina, el subsecretario de Planeamiento Energético, Javier Papa, expuso las medidas llevadas adelante por el Estado nacional para minimizar los efectos negativos de la pandemia en el sector energético, y las políticas públicas dirigidas especialmente a garantizar el acceso a la energía por parte de los sectores más vulnerables de la sociedad. A su vez, también destaco el rol que juegan las fuentes limpias de generación (hidroelectricidad, nuclear y renovables) en la construcción de una matriz energética diversificada.

En esta ocasión, el encuentro estuvo presidido por Trinidad y Tobago y contó con exposiciones magistrales de Faith Birol (Director Ejecutivo de la Agencia Internacional de la Energía) y de Francesco La Camera (Director General de la Agencia Internacional de Energías Renovables).

La actividad central consistió en una mesa de diálogo integrada por la mayoría de las autoridades participantes; allí se repasaron las consecuencias de la pandemia en el sector energético, la importancia del gas natural en su rol de combustible de transición, el lugar de las energías renovables y la necesidad de sostener la cooperación internacional como medio para afrontar los desafíos de la recuperación de la actividad y de la transición energética.

En el marco de la transición energética Argentina a 2050, la Secretaria de Energía se encuentra elaborando los objetivos que guiarán el proceso de transición hacia una matriz energética inclusiva, en la que se promuevan el acceso a la energía de toda la población, compatibilizando dicha seguridad con niveles adecuados de precios e inversión. A su vez, junto con la inclusión y la estabilidad, las políticas energéticas hacia 2050 deberán estar guiadas por un criterio federal y soberano, en el que cada región contribuya desde su mayor potencial a la diversificación de la matriz, garantizando la participación de los recursos locales en ese proceso y el respeto por la sustentabilidad ambiental.