Trabajo y Economía destacaron los acuerdos alcanzados sobre la creación de empleo e impulso a la demanda en el marco del G20

Los ministros de Trabajo, y de Economía y Finanzas Públicas, destacaron los acuerdos alcanzados en la primera reunión conjunta de funcionarios de ambas carteras de los países que integran el G20, reunido en la ciudad de Moscú hasta el sábado, en relación con la creación de empleo y el impulso creciente de la demanda.


Los ministros de Trabajo, Carlos Tomada; y de Economía y Finanzas Públicas, Hernán Lorenzino, destacaron hoy los acuerdos alcanzados en la primera reunión conjunta de funcionarios de ambas carteras de los países que integran el G20, reunido en la ciudad de Moscú hasta el sábado, en relación con la creación de empleo y el impulso creciente de la demanda.

Tomada y Lorenzino arribaron juntos a la reunión que comenzó esta mañana y se extendió durante toda la tarde en el centro de convenciones Central Exhibition Hall Manezh, en el corazón de Moscú.

Ambos funcionarios argentinos destacaron que se trató de una reunión “muy importante, cuyos acuerdos se verán reflejados en la próxima cumbre de jefes de Estado” del G20 que se realizará en San Petersburgo en setiembre próximo.

La reunión comenzó con la introducción de los ministros rusos de Trabajo y Asuntos Sociales, Maxim Topilin, y de Finanzas, Anton Siluanov, y luego se inició el diálogo entre los funcionarios de los países miembros sobre el rol de los gobiernos para crear incentivos para invertir en la creación de empleo y políticas sociales.

El documento de consenso surgido de la primera vez que ministros de Trabajo y de Economía y Finanzas se reúnen conjuntamente en el G20, se destaca que “nuestros líderes acuerdan que la máxima prioridad debe ser la creación de empleo y el impulso de la demanda y que las estrategias fiscales de las naciones miembro “deben tomar en consideración los efectos a corto plazo” para la generación “de empleos de alta calidad”- “Nos comprometemos a reforzar nuestros esfuerzos para destinar las inversiones a programas de creación de empleo y formación continua poniendo especial énfasis en la activación laboral y el empleo joven”, señala otro de los puntos del acuerdo.

También se consensuó trabajar en “políticas integradas de empleo, financieras y macroeconómicas que fomenten el crecimiento y el empleo, la implementación de políticas de mercado laboral que apoyen la demanda agregada y reduzcan la desigualdad, tales como protección social orientada, establecimientos de salarios mínimos, negociación colectiva y otras políticas para reforzar los lazos entre las tendencias de productividad, el crecimiento en el salario y el empleo”.