Trabajo inaugura su plataforma virtual de capacitación con curso sobre perspectiva de género

El 20 de octubre el Ministerio de Trabajo dictará el primer curso a través de su plataforma virtual Capacitar MTEySS: Introducción de la perspectiva de género en el mundo laboral. La capacitación, que fue elaborada por la CEGIOT, finalizará el 12 de diciembre.


El 20 de octubre el Ministerio de Trabajo dictará el primer curso a través de su plataforma virtual Capacitar MTEySS: Introducción de la perspectiva de género en el mundo laboral. La capacitación, que fue elaborada por la CEGIOT, finalizará el 12 de diciembre.

El curso tiene por objetivos que los participantes incorporen el concepto “género” como categoría analítica para entender las relaciones sociales, comprendan desde esta perspectiva las prácticas personales, sociales, comunitarias y políticas, detectando inequidades, brechas y barreras estructurales de género; introducirla en el mundo del trabajo y las condiciones diferenciales de mujeres y varones que originan situaciones de inequidad en el trabajo remunerado y en el no remunerado; que analicen el concepto de autonomía, sus diferentes expresiones y su interrelación; y apliquen esta perspectiva según los objetivos y/o funciones del área donde se desempeñan.

Los contenidos se han seleccionado y secuenciado tomando conceptos básicos de la teoría de género y su vinculación con el mundo del trabajo.

La división sexual del trabajo y los roles sociales asignados a las mujeres condicionan y determinan su participación laboral y sus posibilidades de desarrollar una carrera e inciden en el logro de la autonomía económica.

Las desigualdades de género, socialmente construidas, se expresan tanto en la asignación de identidades y actividades como en la separación de ámbitos de acción. Los estereotipos de género inciden en los puestos de trabajo en los que se desempeñan tanto mujeres como varones.

Las trabajadoras asalariadas acceden en menor proporción al empleo registrado, su peso es significativo en el trabajo informal y en el servicio doméstico. En tanto que al considerar el empleo registrado del sector privado, se observan amplias brechas de género: salariales, jerárquicas y ocupacionales.

Es necesario reinterpretar socialmente los elementos simbólicos que atribuyen un significado inferior a las tareas femeninas y al trabajo realizado por las mujeres. Solo de esta forma será posible superar la segregación de género en los mercados laborales, la dicotomía y jerarquización que determina la división sexual del trabajo.

El mercado laboral en la Argentina se ha ido modificando en los últimos años a la par de las transformaciones en el aparato productivo y en la organización y los procesos de trabajo. Surgieron nuevas condiciones de trabajo y la demanda de nuevos perfiles productivos, con mayores exigencias y selectividad en las calificaciones y disponibilidad en los postulantes, haciendo sumamente competitivos el acceso y la permanencia en puestos laborales.

Estas modificaciones generaron desequilibrios y desajustes entre los requerimientos del mercado y los perfiles ocupacionales de la población económicamente activa; desequilibrios que impactaron de manera diferente en la población, siendo las mujeres un grupo altamente afectado: salarios un 30% menores que el de los varones en la misma tarea y cargo, restricción en el acceso a puestos de conducción, mayor desempleo e informalidad laboral, entre las principales consecuencias.

La Coordinación de Equidad de Género e Igualdad de Oportunidades y Trato (CEGIOT) del MTEySS es el área responsable de instrumentar políticas de Estado para que en todos los programas y acciones del Ministerio se incorpore la perspectiva de género. Las diferencias en la situación laboral de varones y mujeres requieren de acciones sustantivas orientadas al logro de la equidad para alcanzar las metas del trabajo decente.

La transversalización de género implica incorporar en el diseño de las políticas diferentes situaciones y necesidades de mujeres y varones. Este proceso requiere de una instancia de intercambio de experiencias, miradas, conceptos para construir una acción común orientada a contribuir a la equidad e igualdad de varones y mujeres.

Ello implica incorporar este enfoque a todas las acciones y políticas del Ministerio; en las etapas de diseño, evaluación y ejecución de las mismas. Esto requiere acciones de capacitación y sensibilización en género hacia los y las agentes y equipos técnicos que llevan adelante esas acciones.

Se pretende formar y consolidar referentes tanto en las distintas áreas de los edificios centrales como en las Gerencias de Empleo y Capacitación Laboral (GECAL), Delegaciones Regionales y otros actores del territorio.

Producir la transversalización de esta mirada en el desarrollo de dichas acciones, permitirá tener diagnósticos diferenciados e impactos distintos de las políticas dirigidas hacia mujeres y varones. Asimismo, el curso contribuirá a tener mayor información sobre las experiencias territoriales donde la mirada de género sea una dimensión transversal. La capacitación debe contribuir, entre otros aspectos, a colaborar con el mejoramiento de la comunicación interna, a construir relaciones interpersonales más equitativas en los equipos de trabajo y aumentar las competencias técnicas de los agentes para pensar las políticas públicas desde la perspectiva de género.

No puede existir trabajo decente y en condiciones de calidad,

si no se incorpora la equidad e igualdad de oportunidades para todos los trabajadores y trabajadoras. Por lo tanto, no puede obviarse la dimensión de género como fundamental para la construcción de relaciones más justas y equitativas.