Trabajo detectó altos índices de informalidad en supermercados barriales porteños

En operativos realizados durante marzo y abril se relevaron cerca de 1.000 establecimientos, de los cuales el 48% presentaba irregularidades. De 1.800 trabajadores relevados el 44% no estaba registrado.


El Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social presentó el balance de los nuevos operativos que se llevaron a cabo durante los meses de marzo y abril en supermercados barriales de la ciudad de Buenos Aires,

en los cuales se detectaron altos índices de informalidad.

A través de la Dirección de Inspección Federal, la cartera laboral relevó cerca de 1.000 establecimientos de los cuales el 48% presentaba irregularidades. Asimismo, se relevaron 1.800 trabajadores, de los cuales el 44% se encontraba sin registrar.

El ministro Tomada sostuvo que “la idea es intervenir sobre sectores o actividades que tienen importante cantidad de trabajo no registrado” y agregó que “profundizar la lucha contra el trabajo no registrado en todo el país continuará siendo nuestro objetivo”

A su vez, el Ministro destacó la importancia de las inspecciones laborales y afirmó que “la presencia es información, la información es conocimiento de derechos y con ello procuraremos hacerlos realidad propiciando un trabajo con dignidad”

Por su parte, el subsecretario de Fiscalización del Trabajo y la Seguridad Social, Guillermo Alonso Navone, expresó que “continuamos en la defensa permanente de los derechos de los trabajadores, es decir: trabajo con todos los derechos, de calidad”

El Plan Nacional de Regularización del Trabajo procura combatir el trabajo no registrado; verificar el cumplimiento de las condiciones de trabajo que garanticen el respeto de los derechos fundamentales del trabajo y la debida protección social; alcanzar una mayor eficiencia en la detección y corrección de los incumplimientos de la normativa laboral y la seguridad social; lograr la incorporación al sistema de la seguridad social de los trabajadores excluidos; lograr que los empleadores regularicen en forma voluntaria su situación y difundir la problemática derivada del empleo no registrado y los beneficios de su regularización; logrando así la registración plena de los trabajadores en consonancia con lo que la Organización Internacional del Trabajo denomina trabajo decente: trabajo productivo en condiciones de libertad, igualdad, seguridad y dignidad humana.