Torres, ante la ONU: “Argentina apoya un abordaje centrado en las personas, sus trayectorias vitales y su constitución subjetiva”

La titular de la SEDRONAR expuso hoy en la sesión de la Comisión de Estupefacientes de las Naciones Unidas.


“Entendemos que resulta prioritario respetar, proteger y promover todos los derechos humanos, las libertades fundamentales y el Estado de derecho al formular y aplicar políticas en materia de drogas”, afirmó este lunes la secretaria de Políticas Integrales sobre Drogas de la Nación Argentina (SEDRONAR), Gabriela Torres, durante su exposición en la 63° sesión de la Comisión de Estupefacientes de la ONU, que se está realizando en Viena, Austria.

En ese sentido, Torres aclaró ante las delegaciones presentes que en Argentina “el abordaje del problema se realiza de manera intersectorial entre la SEDRONAR, que es el órgano rector en políticas de prevención y atención de las personas; el Ministerio de Salud, que coordina las acciones para el abordaje sanitario de la problemática; y el Ministerio de Seguridad, a cargo de las políticas de control de la oferta de drogas”.

De esta manera, “Argentina apoya un abordaje centrado en las personas, sus trayectorias vitales y su constitución subjetiva, que diferencie de manera clara aquellos aspectos que deben ser atendidos desde la dimensión política de construcción de lazo social y la construcción de un proyecto de vida saludable, de aquellos que deben enfocarse desde el ámbito de la seguridad”, condujo la titular de la SEDRONAR.

Para ello, Torres explicó que, “la política de prevención hace foco en las personas y en el diseño de estrategias colectivas de cuidado en ámbitos específicos como el educativo, el ámbito laboral, los contextos de encierro y los ámbitos rurales y de grupos poblacionales como las juventudes, las comunidades indígenas las mujeres y el colectivo LGTBI”. Mientras que “las políticas de atención y acompañamiento de los consumos problemáticos abordan todas las dimensiones de la vida de las personas y se centran en habilitar la accesibilidad de los tratamientos y de garantizar desde el Estado una red de dispositivos en convenio con la sociedad civil”, agregó luego.

Acompañada por la subsecretaria de Investigación Criminal y Cooperación Judicial del Ministerio de Seguridad, Valentina Novick, la secretaria de la SEDRONAR destacó: “En el ámbito de la oferta, la mirada se centra en el impacto efectivo que las políticas de control tienen sobre los mercados ilícitos de drogas. Se prioriza la investigación criminal orientando los esfuerzos de la persecución en aquellos actores, organizaciones y redes criminales de mayor envergadura y que generan mayores daños para la comunidad”. Es por eso que “resulta prioritario alcanzar una mayor efectividad en nuestras intervenciones evitando que los esfuerzos se concentren en los actores más débiles de la cadena de comercialización ilícita de drogas y, por ende, más fácilmente reemplazables”.

Durante su intervención, Torres admitió que “como se planteó en la Declaración Ministerial de 2019, nuestro país reconoce que se han logrado avances en el cumplimiento de los compromisos. No obstante, se observa que persisten profundos desafíos que obligan a una mirada reflexiva sobre las políticas que se vienen implementando”. Así, reconoció la preocupación de nuestro país en “el hecho de que los mercados ilícitos de drogas estén creciendo y diversificándose pese a los esfuerzos de toda la comunidad internacional”.

Finalmente, “Argentina se compromete a tener una activa participación que nos permita reflexionar críticamente sobre las políticas para el abordaje del problema mundial de las drogas con la responsabilidad que la sociedad nos delegó como sus representantes y priorizando el bien común, que es el rol del Estado, como nos instruye nuestro Presidente, Alberto Fernández”, concluyó la secretaria de la SEDRONAR.

La Comisión de Estupefacientes (CND) es la reunión anual de todos los Estados miembros de la ONU para discutir y tomar decisiones sobre una amplia gama de cuestiones relacionadas con el sistema mundial de control de drogas, el programa de trabajo de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD) y la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE).